Local

Críticas por el retraso en la campaña del 'bus ateo'

La Unión de Ateos y Librepensadores criticó ayer las "contradicciones" entre el Ayuntamiento y la concesionaria de la publicidad de Tussam a la hora de dar el visto bueno a la campaña que llevaría a los autobuses sevillanos su mensaje: Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida.

el 16 sep 2009 / 01:42 h.

TAGS:

El presidente de la Unión de Ateos, Albert Ribá, reclamó una respuesta "clara" tras haberse puesto en contacto con el Ayuntamiento, ya que "aún se espera una contestación" de la empresa concesionaria de publicidad de Tussam, Clear Channel, sobre la posibilidad de promocionar su campaña en los autobuses.

Ribá dijo que tras dos meses de espera volvió a preguntar a Clear Channel mediante un burofax, sin obtener respuesta. Por el contrario, el Ayuntamiento "da muestras de respaldar la iniciativa", por lo que la Unión de Ateos considera que "alguien miente o está enredando las cosas" y no descarta presentar una demanda por vulneración de los derechos fundamentales, como ya ha hecho en Zaragoza y Valencia.

"Pedimos al Ayuntamiento que actúe como propietario de Tussam que es y que se pronuncie definitivamente en favor o en contra de nuestra campaña, pero que no nos haga esperar más, porque no contestar significa un desprecio para nosotros o una muestra de que carecen de argumentos para oponerse", apuntó Ribá.

La entidad considera "incomprensible" el argumento de la concesionaria de publicidad para rechazar la campaña del bus ateo, como se la ha empezado a conocer, ya que la cláusula por la que se estipula que sólo puede incluirse publicidad comercial "no puede limitar un derecho reconocido en la Constitución Española y en la Ley de Publicidad".

La intención de la Unión de Ateos es que la campaña, que ya ha pasado por Madrid, Barcelona, Málaga y Zaragoza, llegue a Sevilla en abril y ocupe al menos un par de autobuses de dos líneas que se crucen en el Centro de la ciudad para que el mensaje tenga "mayor visibilidad".

Para ello invertirán una cantidad "modesta", entre 1.000 y 3.000 euros según las condiciones que ponga la empresa, que puede imponer el contrato de publicidad desde un mínimo de unos días hasta un máximo de un mes.

Con esta campaña, la Unión de Ateos y Librepensadores y sus asociaciones federadas, junto con la British Humanist Association que inició la campaña en Londres, pretende "dar a conocer el ateísmo, promover la reflexión individual, potenciar la confianza en el poder del conocimiento y en la inteligencia del ser humano para crear un sistema moral y organizar la sociedad en base a la razón y la justicia, la cooperación y la solidaridad".

  • 1