Local

Críticas y una dimisión en la agrupación de Espadas

Espadas vivió el lunes otro tenso capítulo en su proceso de debates internos en las once agrupaciones de la ciudad.

el 21 jun 2011 / 21:19 h.

TAGS:

Espadas, arropado tras conocer los duros resultados de la noche electoral.

Espadas vivió el lunes otro tenso capítulo en su proceso de debates internos en las once agrupaciones de la ciudad. Le tocaba la suya, Casco Antiguo, y allí se encontró con decenas de intervenciones, algunas especialmente críticas. Hubo duros reproches a la gestión de Alfredo Sánchez Monteseirín y a su relación con la agrupación, reclamaciones de un mayor espíritu autocrítico, numerosas peticiones de que en el grupo no haya concejales con dedicación parcial o que lo compatibilicen con sus profesiones –hay al menos dos casos así–, reclamaciones de que los asesores del grupo sean políticos y se consulten con el partido, y, como ha ocurrido en otras asambleas, una dimisión.

En este caso fue la de la vicesecretaria general Rafaela Reyes que se fue pidiendo la dimisión del secretario provincial, José Antonio Vier a, y de su secretario local, Bernardo Bueno. Éste restó importancia a esta salida, que “no pone en riesgo la estabilidad del comité”, aunque, según fuentes de la agrupación, puede ser un anticipo de nuevos movimientos para pedir un cambio de rumbo. 

Pese a que fueron muchos –entre ellos el portavoz socialista y el propio Bueno– quienes hicieron llamamientos a la unidad, abundaron los reproches a la gestión del anterior gobierno local a la que se responsabilizó de los resultados del 22 de mayo. Desde el entorno de Blas Ballesteros se censuró el papel de los dirigentes no políticos de Monteseirín –Manuel Marchena, Antonio Silva y Alfonso Xeoane– y se arremetió contra la actuación de la delegación de Movilidad de Francisco Fernández. Una línea similar siguieron algunas de las voces de representantes de la dirección política e incluso de miembros de la lista electoral. Hubo también voces aisladas contra la Ejecutiva Provincial –al igual que muchos respaldos desde la dirección y desde el entorno de Ballesteros– e incluso algún reproche a la candidatura de Espadas. Pese a esto, el portavoz de la oposición no tuvo de nuevo críticas directas contra él. Pero sí hubo dos mensajes contrarios al planteamiento que tiene de momento para su grupo municipal.

La primera, que vino avalada por el sector de Blas Ballesteros y por varios dirigentes de la agrupación, es la reclamación de que todos los concejales tengan dedicación exclusiva y no compatibilicen su labor con otras profesiones. Y en segundo lugar, la petición de que los asesores del grupo tengan un carácter político y no sean técnicos o independientes designados por Espadas. un planteamiento que aún no se ha concretado pero que está en la agenda del portavoz de la oposición.  A estas peticiones se sumó otra avalada por Espadas y por Bernardo Bueno : la necesidad de una estrecha coordinación entre grupo y agrupaciones.

  • 1