sábado, 17 noviembre 2018
07:26
, última actualización
Local

'Croching', la palabra de moda

Eva Pozuelo y Rosario Andrade son ‘Hilando el tiempo’, la firma de moda sevillana que ha reinventado el croché uniendo el amor de las abuelas, los tejidos del futuro y unas ideas geniales.

el 24 mar 2012 / 22:29 h.

TAGS:

Eva Pozuelo, este viernes, concentrada en este quehacer artesanal rescatado del ayer y modernizado.

¿A que nunca pensó que oiría la expresión croching? Pues vaya preparándose porque esto va a ser un no parar. Eva Pozuelo y Rosario Andrade, sevillanas y vecinas, han creado Hilando el Tiempo, una firma de moda originalísima consistente en coger de las solapas al croché de toda la vida, ese que se hacía el dormido, y zarandearlo hasta hacerle confesar todas sus potencialidades para el presente y el futuro, más allá del celebrado tapete de la mesa camilla o del chismito ese que se colocaba en los reposabrazos del sofá concebido para que el primero que llegara lo tirase al suelo. No, señor: el croching es la new age del ganchillo, la constatación feliz de que los tiempos se unen en preciosas hebras, recuperando mañas escondidas y revivificando lo que se creía olvidado, y el descubrimiento de traducir todo eso a objetos artesanales; obras tan bellas que un San Luis se taparía con ellas la cabeza y correría al Registro a cambiar su nombre por el de Picio.

"Hemos recuperado una tradición que viene de nuestras madres y abuelas, como es el ganchillo, imprimiendo un toque y un diseño actuales, usando siempre fibras naturales, una extensa paleta de colores... y a todos estos ingredientes mezclados los hemos llamado croching", explica Rosario Andrade. Al igual que ella, Eva Pozuelo está ilusionadísima; tanto, que no se da cuenta de que cuando habla de todo esto le salen palabras como cascabelitos de colores, que así dicho puede parecer cursi pero que es la pura verdad.

"Rosario y yo compartimos historias, inquietudes, gustos... Las dos hacíamos ganchillo con nuestras abuelas, y las dos hemos pensado que sería bonito reconvertir aquella tradición a la época actual", cuenta Eva. "Usamos bambú, algodón orgánico, fibras de leche, de maíz... Y todo eso, con ese colorido tan variado y tan actual, lo estamos aplicando a la decoración, textil, muebles, complementos, lámparas, juguetes, bolsos... Ahora, además, estamos iniciando una línea casual croching wear, camisetas y todo eso, para una colección que sacaremos para el verano con tejidos de la máxima calidad que en algunos casos tenemos que importar."

Rosario alarga la lista de artículos recordando que también componen cuadros, alfombras, pulseras, pendientes, collares, patucos, toallas, mantelerías... y dele usted una Biblia en pasta, que a las dos horas tendrá un forro de croching (¿por qué no? Fundas para libros) capaz de convertir al más descreído.

Hilando el tiempo, el nombre hace juego con la delicadeza del producto. "Todos, en nuestro día a día, vamos hilando historias, momentos, amigos... El discurrir del tiempo nos pareció un concepto bonito", comenta Rosario. Y otra virtud, que no es la menos importante: Prisas no tienen. "Estamos investigando nuevos tejidos", explica Eva, "y vamos muy tranquilitas." Eva está encantada con algo digno de boquiabiertos: sus cactus de algodón orgánico. "Hacemos plantas artificiales que son un punto", dice, entusiasmada. ¿Que no? Que sí, que sí. Que esto es un universo. Acérquese hoy al mercadillo de las Setas de la Encarnación. Donde vea dos soles, allí es.

¿Y esto sale muy caro?

Quienes quieran comprar alguno de los artículos de croching de Eva y Rosario puede acercarse hoy por el mercadillo de las Setas de la Encarnación. Va a haber más ocasiones, porque las creadoras de Hilando el Tiempo tienen previsto organizar showrooms y además está la posibilidad de venta por internet, que es hacia donde camina esta empresa. Por lo pronto hay un blog en construcción donde se irá informando de las siguientes citas y de las formas de compra, precios y demás: hilandoeltiempo.blogspot.com.

Son precios asequibles según cuenta Eva, que pone como ejemplos un juego de posavasos por 9 euros, una lámpara por 30 y complementos a partir de 12 euros. Próximamente, se pondrá en marcha un perfil en Facebook y se desarrollará la tienda on line donde podrá verlo todo. 

  • 1