Local

Crónica gráfica del orbe cofradiero

Un nazareno en moto se apresura para llegar a su templo, pero un policía le deniega el paso porque el Centro está cortado por la calle Águilas. El caballero que tiene sus sillas en Sierpes se ve sorprendido por dos señoras repeinadas que sustituyen a la familia amable de otros años.

el 15 sep 2009 / 23:53 h.

TAGS:

Un nazareno en moto se apresura para llegar a su templo, pero un policía le deniega el paso porque el Centro está cortado por la calle Águilas. El caballero que tiene sus sillas en Sierpes se ve sorprendido por dos señoras repeinadas que sustituyen a la familia amable de otros años. Un capillita de los jartibles escucha Ione en su mp3 mientras se tuesta en agosto en Chipiona. Son tres de las muchas situaciones, un punto reales, un punto exageradas con sabia guasa, que ha inmortalizado el dibujante Javier García, las mismas que desde hoy pueden degustarse -las risas están garantizadas- en el Ateneo de Sevilla.

Se trata de una visión para nada irreverente, sino amable y con fino humor, concentrada en 30 viñetas que, reunidas, dan forma a la exposición Viñetas cofradieras de El Correo de Andalucía, que promueve el periódico decano de la prensa sevillana a propósito de sus 110 años de existencia. No es casualidad el concurso de García en esta iniciativa, pues se trata del profesional que cada Cuaresma asoma con sus trazos a las páginas de El Correo para aportar su punto de vista acerca de la actualidad o las vicencias del cofrade. Y en Semana Santa, lo mismo.

Alcalareño de nacimiento, hermano de Santa Marta y enamorado declarado de Sevilla, comenzó a los 15 años a sacarles los colores a los profesores mientras daba clases. De ahí pasó a realizar viñetas humorísticas para medios escritos en Alcalá de Guadaíra y en la capital. Hace tres años inició su relación con El Correo, siendo además colaborador de Más Pasión, la primera revista cofradiera editada en la ciudad, también por parte de El Correo.

Una exposición que organizó la hermandad de Las Penas de San Vicente con recortes de periódicos coleccionados por su destacado integrante Juan Carrero sirvió de fuente de inspiración para Javier García. En ella había dibujos relacionados con la Semana Santa de Mingote y Martín Morales, entre otros, "y a mí eso me encantó y pensé que expresar escenas cofrades a través de las viñetas, en Sevilla y para Más Pasión, podría ser un cóctel interesante". Claro que "hay que saber hasta dónde llegar, cómo estar las 24 horas dándole vueltas a la cabeza para atender a la actualidad", explica.

Y consigue como pocos tocar la fibra sensible, unas veces nostálgica, otras de ilusión, del cofrade de pro. "Mis dibujos son muy de aquí, muy nuestros, y no hay maldad en ellos. Se trata de humanizar situaciones de la Semana Santa propiciadas por nosotros mismos cuando salimos a ver cofradías". "Dentro de poco habrá que dibujar a un nazareno en bicicleta o en tranvía", apunta. Seguro que lo hará. Por lo pronto, no se pierdan sus 30 raciones de humor gráfico. Le sabrán a poco. Seguro.

  • 1