domingo, 16 diciembre 2018
09:18
, última actualización
Deportes

Cuando da la cara, él se la parte

El Sevilla tuvo en su mano poner contra las cuerdas a un Real Madrid muy corriente.

el 05 feb 2015 / 10:52 h.

A los aficionados sevillistas que se desplazaron a la capital de España para ver a su equipo en uno de los escenarios más impresionantes del fútbol mundial, como es el Santiago Bernabéu, seguro que anoche no conciliaron bien el sueño al ver repetidas en sus mentes las imágenes de un partido que tuvo una lectura muy diferente a la que al final marcó el electrónico: el Sevilla tuvo en su mano poner contra las cuerdas a un Real Madrid muy corriente.  Desde que en el tercer minuto de partido Vitolo desperdiciase un mano a mano con Casillas, la sucesión de errores sevillistas fue de tal calado que puntuar así en el Bernabéu sólo podría ser por un milagro. Ese concepto del partido perfecto en estos campos no estuvo tan lejos de conseguirse, por lo menos en lo que se refiere a generar ocasiones de gol, pero el día no estaba para ganar y punto. Nada que ver la imagen del Sevilla en el Bernabéu a la que mostró en otros escenarios como el Vicente Calderón o el Camp Nou. Más parecida a la de Mestalla, donde dio la cara, pero hay momentos donde puedes ser valiente, osado y jugar mejor que el adversario. Sin embargo, si das la cara y tú mismo te la partes, al final queda la sensación de que has dejado escapar una ocasión única de dar un golpe en la mesa. Tanto en la Liga, en cuanto a puntos, como en lo anímico, por doblegar a todo un Real Madrid, al conjunto nervionense le dolerá doblemente esta derrota. Capítulo aparte es el que se debería llevar el colegiado Iglesias Villanueva. A nadie le extraña que en estadios como el madridista, el juez del encuentro barra para el equipo más grande. Tristemente es así. Otra cosa es que la mayor parte de las decisiones, tan importantes como un claro penalti a Bacca, se fueran al limbo por la simple razón de que el colegiado quiso mirar para otro lado. Cosas del fútbol español, ni más ni menos. Al menos la afición sevillista, tanto la desplazada a Madrid como la que vio el partido desde Sevilla por televisión, estará ya tranquila al terminarse el Vía Crucis por los mejores estadios españoles: Bernabéu, Camp Nou, Calderón, Mestalla...

  • 1