miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Local

Cuando el AVE ganó al Metro

El ex alcalde Manuel del Valle lamenta en los aperitivos de La Raza que ahora se pase del «fracaso escolar al coche oficial», apuesta por el relevo de Monteseirín y critica proyectos como la Torre Pelli

el 01 dic 2009 / 21:41 h.

TAGS:

Manuel del Valle, ayer en los aperitivos de La Raza.
No salió en la foto de la inauguración de la Expo‘92, aunque preparó la ciudad para el evento, pero sí estuvo en el estreno de la línea 1 del Metro, que él paró porque, entonces, los técnicos no garantizaban que los cimientos de la Catedral no se tambaleasen, porque "no había dinero para todo" y porque el AVE a Madrid era "la preferencia" del Gobierno de Felipe González. Manuel del Valle, alcalde de Sevilla entre 1983 y 1991, dio ayer un profundo repaso, sin tapujos, a su gestión, a sus decisiones difíciles y, sobre todo, al PSOE y al actual Ayuntamiento. No salieron bien parados.


Eran otros tiempos. No se pasaba "del fracaso escolar al coche oficial", los concejales de los distintos partidos eran "amigos" y eran conscientes de que se podía dejar la política y no pasaba "nada". Se estaba en ella por la "meta moral" de transformar la ciudad. Entonces contaba "la conducta del político", por eso Del Valle admite que se vanagloria de que nunca le citaron en un juzgado y de que ninguno de sus ediles fue condenado, pese a que en su época saltó el primer caso Mercasevilla.

No hubo foto en los juzgados, ni la habrá del regreso. Si le propusieran volver al Consistorio, se quitaría de en medio "por lo que se ha convertido la política". El motivo: falta de educación, de humanidad, "de latín y griego". A su juicio, ahora los partidos olvidan a las personas más valiosas. Y el PSOE no es una excepción. Nunca le invitaron a una campaña electoral local, pese a ser un referente político y ético tras sus ocho años de alcalde.

No hubo muchas imágenes besando niños o bailando sevillanas, y esa falta de populismo fue criticada por sus compañeros. "No estaban de acuerdo con mi forma de ser", explicó tras apuntar que se equivocaron al elegir a Luis Yañez como candidato tras su salida, víctima del guerrismo. "Yo no estaba dispuesto a seguir y el partido seguramente tampoco lo estaba a que siguiera, aunque las encuestas decían que yo era el mejor candidato", recordó. ¿Y por qué se fue?: "Salí del Ayuntamiento con bastón y casi en silla de ruedas. Me operaron dos veces por el desgaste físico, por el estrés y la tensión acumulada esos años. Cumplí con mi deber".

¿Qué deber? La construcción de siete rondas, cuatro grandes avenidas como Torneo, seis puentes, Santa Justa... toda la transformación previa a la Expo. Se redactó el PGOU de 1987 y batió récords. "Se elaboró en dos años y se ejecutó en menos de cuatro", dijo el abogado. Eso sí, los convenios con el Estado y la Junta para desarrollar los proyectos se firmaron antes de aprobar el Plan gracias "a la concordia y el buen hacer de la oposición". Aún considera amigos a Becerril y Rojas Marcos.

Eso sí, hubo decisiones difíciles. El director del Plan abandonó porque Del Valle decidió darle la razón a Renfe: la estación de Santa Justa no sería soterrada bajo San Bernardo. Se optó por la solución más fácil.

El entonces alcalde (que considera un gaje del oficio su apodo de Manolito del bache)se opuso a la construcción de un teatro con 4.000 localidades en la Cartuja. "No veía cómo se iba a llenar", alegó. Tampoco salió en la foto de la inauguración de El Corte Inglés de Nervión. No le dio la licencia de apertura. "Me presionaron por todas partes", reconoce ahora.

Y el panorama actual, ¿qué retrato tiene? A los ojos de Del Valle, hay un problema de "falsa disyuntiva izquierda-derecha porque no son malas de por sí". "En todas las guerras, y más si son civiles -añadió-, hay héroes y asesinos por ambas partes". Y es que el ex alcalde espera que algún día llegue "la desmemoria histórica". Por eso ve "un despropósito" el tono de los actuales plenos municipales.

¿Y debe Sánchez Monteseirín repetir en la foto? A su juicio, no: "No creo que el cargo de alcalde deba ser por más de ocho años". Conlleva no sólo un gran desgaste físico, sino también "de ideas", y de vez en cuando hace falta "aire fresco".

¿Y por qué algunos tienen un sitio privilegiado en la fotografía? "Los vacíos de poder se ocupan", afirmó Del Valle en alusión al peso de Antonio Rodrigo Torrijos, portavoz de IU y primer teniente de alcalde, en el Gobierno local. Con él no gobernaría, aunque con la IU de los años 80 "iría donde haga falta". Eran otros tiempos.

Ahora, la instantánea del futuro tiene sombras. La torre de Cajasol es "una barbaridad urbanística porque no se ha previsto el transporte para miles de personas que llegarán allí". ¿Y las setas de la Encarnación? "No me gustan y están en pleno Centro", dijo, tras defender que el mejor gerente de Urbanismo fue y será Emilio Molina Lamothe y que otro Emilio, Carrillo, pese a ser "muy valioso", tiene un punto de "inconstancia" en su trayectoria.

La última imagen, por supuesto, la histórica de la tortilla. "Cogí la cámara de Juliá y disparé, me gustó el conjunto, Felipe, Guerra... Era un día de campo de recién casados y todavía éramos amigos". Sin duda, los tiempos han cambiado mucho y su partido, también.

  • 1