Local

Cuando el ser gitano es noticia

El Consejo Audiovisual analiza el tratamiento que se le da al colectivo en los medios.

el 26 nov 2009 / 20:58 h.

Colectivo gitano.

¿Por qué habría que añadir al término cantaor el matiz de ‘gitano' al escribir la crónica de un espectáculo flamenco con Juan Peña El Lebrijano al cante? Y para los amantes del mundo taurino, ¿cambia en algo el mérito de una buena tarde de toros según se precise o no que el lidiador era calé?

Éstas y otras cuestiones similares son las que de aquí al próximo mes de abril irán dando cuerpo a un informe sobre el tratamiento de la cultura andaluza en los medios digitales, en el que ya trabaja el comité mixto formado por el Consejo Audiovisual de Andalucía y el colectivo Organizaciones Gitanas.

El contexto es la celebración del Año de la Cultura Gitana en los medios audiovisuales andaluces, y, el objetivo, crear un catálogo de buenas pautas que después será difundido a los medios para que tomen buena nota y dejen de incluir en las informaciones relacionadas con esta etnia connotaciones -como el uso de la denominación ‘gitano'- que no son imprescindibles para comprender la noticia.

Es el propio colectivo -representado por Organizaciones Gitanas- el mayor interesado en que se normalice su tratamiento en los informativos de televisión y en que se les saque de la sección de sucesos. Y es que, el estudio parte de dos premisas, "ambas perjudiciales", que "encasillan y estereotipan casi de manera automática a los gitanos cuando están en el centro de la noticia".

Según plantea el informe, aparecen en "su peor cara como protagonistas de episodios relacionados con la delincuencia y la marginalidad, tales como el robo de drogas, el ajuste de cuentas con armas o la vida en chabolas. Y en su faceta más positiva, ponen cara al ‘artisteo' y se les vende como eminencias de un talento que se presupone llevan en la sangre: el flamenco".

Sin embargo, tanto el Consejo Audiovisual como las organizaciones gitanas promueven que también es posible la valoración neutra y que ambos tratamientos extremos son desfavorables y contraproducentes, por el hecho de introducir la marca de lo gitano como un rasgo distintivo e impedir así una integración real.

Partiendo de esta idea y entendiendo a los medios de comunicación como "creadores de opinión y reflejo del sentir mayoritario de la sociedad", la iniciativa -presentada el pasado día 22- pretende "etiquetar y erradicar los clichés negativos actualmente insertos en el discurso informativo". Según lo previsto, los resultados se harán públicos el 8 abril de 2010, coincidiendo con el Día Internacional del Pueblo Gitano.

La palabra ‘gitano' sale en el 0,13% de los titulares. El intervalo de análisis abarca el primer semestre de 2009 y contempla 3.000 programas y 80.000 noticias. Ya se han examinado 65.000 de ellas y en 85 aparecía la palabra ‘gitano' en los titulares (el 0,13%), un dato que sin embargo "no es muy significativo", amén de las primeras impresiones del consejero del informe, Eduardo Castro.

Para realizar el estudio -inicialmente de carácter cuantitativo- se siguen una serie de ítems que recogen, para cada noticia, la sección a la que pertenece, el género informativo, la duración total, la importancia que se le da en la escaleta, las fuentes usadas y el perfil de los actores (individual o grupo, si son o no andaluces, etc.).

Del patriarca a la que lee la mano. ¿Por qué se hacen estudios como éste? Para explicar la importancia de romper con el estereotipo social de los gitanos desde la televisión, el consejero del informe, Eduardo Castro, se remite al propio colectivo, que se ve constantemente "mal reflejado" en los medios por un "uso connotativo del vocabulario", la asociación de palabras como "clan, reyerta, patriarca, mercadillos y chabolas", o la ausencia de contraste en las fuentes, ya que "no se acude a los expertos de la comunidad gitana para dar una información completa, como ocurría en el reportaje Ley Gitana del programa 75 minutos, en Canal Sur", afirma.

El consejero del estudio cuenta que otra denuncia es que los gitanos siempre interpretan los mismos papeles en series como Arrayán, donde_"aparece la típica gitana que lee la mano y no un estudiante universitario -por ejemplo- como sí ocurre en la realidad". Aunque "los informativos son más cuidadosos", el estudio -en el que tendrán mucho peso Sevilla y Granada por su cuantiosa población gitana- insiste en que el "sello de lo gitano sólo se aplique si es necesario".

 

 

  • 1