Local

Cuanto más se aclare de Mercasevilla, mejor

La instrucción judicial del supuesto intento de soborno a unos empresarios hosteleros que habrían cometido el entonces gerente de Mercasevilla, Fernando Mellet, y su adjunto, Daniel Ponce...

el 16 sep 2009 / 06:34 h.

TAGS:

La instrucción judicial del supuesto intento de soborno a unos empresarios hosteleros que habrían cometido el entonces gerente de Mercasevilla, Fernando Mellet, y su adjunto, Daniel Ponce, ha derivado en una segunda línea de investigación dirigida también por la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya. En concreto, la jueza investiga las presuntas irregularidades cometidas por Mercasevilla en la venta de los suelos de Majarabique a la constructora Sando a cambio de 107 millones de euros. Para aclarar lo sucedido, Mercedes Alaya ha empezado a tomar testimonio a directivos, empleados y técnicos que participaron en el proceso de adjudicación de los suelos y que, con sus palabras, no han hecho más que arrojar dudas sobre la legalidad de la operación y sobre la gestión de Mellet al frente de Mercasevilla. En cualquier caso, tendrá que ser la jueza quien determine si de verdad se cometieron irregularidades y si la concesión de los suelos se hizo en detrimento de alguna otra oferta más favorable a los intereses de esta empresa pública. De momento, no queda otra que aplicarle a todos los implicados la presunción de inocencia que se le debe otorgar a cualquier ciudadano investigado por la comisión de unas irregularidades. Otra cosa es que se vaya comprobando que el presunto intento de soborno de Mellet y Ponce a los dueños de La Raza no fue un simple episodio puntual sino el ejemplo de un modo de actuar tan peligroso que ha acabado con estos dos directivos frente a un tribunal de justicia. Lo importante, por tanto, es que se aporte toda la información posible para investigar lo sucedido y que, en función de la decisión que adopte la jueza, se adopten las decisiones administrativas que se consideren oportunas y se depuren todas las responsabilidades. No sólo está en juego la sanción a los acusados, sino el buen nombre de una institución pública de la importancia de Mercasevilla.

  • 1