domingo, 09 diciembre 2018
21:45
, última actualización

Cuarenta años de cárcel por el doble crimen de Almonaster

Los cuerpos de las víctimas, pareja e hijo del condenado, fueron hallados 18 años más tarde en un pozo cegado de la localidad onubense.

el 24 oct 2014 / 20:28 h.

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a Genaro Ramallo a 40 años por el asesinato de su pareja María del Carmen Espejo y el hijo de ambos, Antonio Ramallo, de 10 años, en agosto de 1993 en una finca de Almonaster (Huelva), cuyos cuerpos fueron hallados 18 años más tarde en un pozo cegado. En el fallo, dado a conocer hoy por el presidente de la sala, José María Méndez Burguillo, se le considera autor de dos delitos de asesinato con la agravante de parentesco y se le impone 20 años por cada uno de ellos, la pena máxima. Asimismo se le condena, en concepto de responsabilidad civil, al pago de una indemnización al padre y abuelo de las víctimas, Manuel Bárcenas, superior a 170.000 euros. El magistrado ha dado lectura ante los medios de comunicación al acta de comunicación pública de la deliberación y fallo sobre esta causa, cuyo juicio quedó visto para sentencia el pasado viernes después de ocho días de sesiones. En el acta el tribunal precisa que "no son nulas las resoluciones de entrada y registro" de la finca, ni se han vulnerado los derechos fundamentales del acusado ni en la toma de muestras de ADN ni en lo relativo a las intervenciones telefónicas, tal y como entendía la defensa quien pedía por ello la nulidad del procedimiento. Reputan que el autor de los hechos es Ramallo, criminalmente responsable de dos delitos sin que se valore ninguna eximente ni atenuante y apreciando la agravante de parentesco. El tribunal impone el límite de 25 años de cumplimiento máximo de condena y fija "período de seguridad o límite mínimo sin beneficios penitenciarios de salida de la cárcel", de modo que no podrá ser clasificado en tercer grado hasta la mitad de la pena impuesta. Por último, se le impone a Genaro Ramallo la inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena y al pago de las costas procesales, incluidas las de la acusación particular. Según el relato de los hechos, Ramallo, el fin de semana del 21 y 22 de agosto de 1993 mató a su pareja con la que convivía y al menor usando medicación sedante y analgésica que anuló sus posibilidades de defensa, los decapitó y los envolvió por separado en bolsas y en un saco de dormir arrojándolos a un pozo de una finca que cegó y donde fueron hallados 18 años más tarde en septiembre de 2011. Ramallo fue detenido el 21 de septiembre de 2011 en los alrededores de Toulouse (Francia) y un mes más tarde el Juzgado de Instrucción número 3 de Huelva decretó prisión incondicional comunicada y sin fianza por el presunto doble homicidio. Los cuerpos fueron localizados días antes de la detención de Ramallo en el interior del pozo y su localización permitió reabrir la investigación del caso de la desaparición de estas personas, denunciada por el padre y la hermana de la víctima en 1994.

  • 1