Local

Cuarenta primaveras de moda

La llegada de la primavera a Sevilla es diferente desde hace 40 años. Al clásico olor de azahar y a la preparación de la cuaresma se unió, un 8 de marzo de 1968, la moda.

el 15 sep 2009 / 01:22 h.

TAGS:

La llegada de la primavera a Sevilla es diferente desde hace 40 años. Al clásico olor de azahar y a la preparación de la cuaresma se unió, un 8 de marzo de 1968, la moda. "Ya es primavera en El Corte Inglés" se ha convertido en el eslogan más repetido y conocido por los sevillanos desde que este centro comercial abriera sus puertas en pleno Centro de la ciudad, en la Plaza del Duque.

Son ya 40 años que los clientes de El Corte Inglés pueden recordar, o conocer, gracias a una exposición fotográfica montada en la quinta planta del emblemático edificio y que estará hasta el 29 de marzo. El edificio también estrenó ayer una iluminación especial, que lucirá estos días.

Una muestra que va más allá del aniversario del centro, pues hace un recorrido por lo que fue la década de los 60 en Sevilla. "He podido ver muchas de las cosas que me cuenta mi padre, como la Feria en el Prado", decía Manuel Hierro, un chico de 24 años que descubría una a una las estampas de una Sevilla ya olvidada. "Lo que más me ha llamado la atención es la Plaza de Cuba sin nada, las inundaciones y el accidente de la Operación Clavel", afirmaba. Aunque no es cliente habitual, sí va de vez en cuando y "no sabía lo de la exposición, pero al ver el cartel hemos subido a verla".

Quién sí se confiesa un habitual de El Corte Inglés es José Manuel García López, de 76 años, que vino expresamente de Córdoba para ver la inauguración del centro. "Después de ver todas las obras, justo en el 68, cuando lo abrían, me trasladaron a Córdoba". Pero esto no fue impedimento para que disfrutaran de la nueva galería como cualquier sevillano. "Cuando veníamos a ver a la familia procurábamos llegar el sábado para poder venir a comprar", recuerda, mientras explicaba a su nieto cómo han cambiado muchos lugares de Sevilla. Como él muchas personas se acercaban comentando, en muchos casos con nostalgia, los recuerdos que aquellas imágenes les traía a su cabeza. "Claro que recuerdo las obras, y el día de la inauguración también", decía Manuela Carrera, de 67 años, "eso fue un boom".

Concursos, desfiles, firmas de famosos -como Andrés Pajares y Masiel- y hasta visitas oficiales -como la del presidente de Ghana con su esposa- llenaron, y llenan, de vida a El Corte Inglés desde que abrió sus puertas. Pero, además de los clientes, los grandes protagonistas de la efeméride son los empleados.

"Esto era un hervidero de gente", recordaba Vicente López Bandera, que con 61 años lleva 40 en la compañía, en la que comenzó como vendedor de textil y ahora es jefe de planta. A su lado, Rafael Jordán que, aunque ya está jubilado, no dudó en acudir a ver la exposición. "Me he enterado y he venido a verla", decía, mientras se afanaba en encontrarse en la foto que la plantilla se hizo en la Plaza de la Maestranza en el primer aniversario del centro. "Hay que ver, parece que fue ayer", le decía a Bandera, como le conocen todos.

Ambos recuerdan la revolución que supuso la apertura de El Corte Inglés en Sevilla. "Estaba lleno todos los días y cuando había fiesta en alguna ciudad era espantoso. Me acuerdo de la fiesta de San Rafael en Córdoba. Se llenó de cordobeses", afirmaba Rafael, "claro, era el primer centro comercial grande toda Andalucía", apostillaba Vicente. Para los dos el aniversario ha supuesto un auténtico desfilar de recuerdos, e incluso se animaron a aportar sus ideas: "tendrían que montar de nuevo Cortilandia en Navidad. Cortilandia, Cortilandia... Hay una generación que lo recuerda con cariño", señalaba el jefe de planta.

Recuerdos lejanos que estarán expuestos para todos aquellos que quieran conocer cómo fueron aquellos años y lo que supuso este comercio para Sevilla. Otros no nos parecen tan lejanos. En los recortes de prensa de la época se podía leer: En 1980 entrará en funcionamiento la línea del metropolitano de Sevilla. Constará de 16 estaciones y el coste importará 4.500 millones de pesetas. Parece que el tiempo no pasa.

  • 1