Local

Cuatro detenidos por explotación laboral de trabajadores búlgaros en Sevilla

La Guardia Civil del Puesto de Alcalá del Río (Sevilla) ha detenido a cuatro hombres como presuntos autores de sendos delitos contra el derecho de los trabajadores al emplear ilegalmente a ciudadanos búlgaros, a los que cobraban por el viaje hasta el lugar de trabajo y que vivían en condiciones infrahumanas.

el 16 sep 2009 / 03:04 h.

TAGS:

La Guardia Civil del Puesto de Alcalá del Río (Sevilla) ha detenido a cuatro hombres como presuntos autores de sendos delitos contra el derecho de los trabajadores al emplear ilegalmente a ciudadanos búlgaros, a los que cobraban por el viaje hasta el lugar de trabajo y que vivían en condiciones infrahumanas.

De los detenidos, dos son ciudadanos búlgaros que actuaban como supuestos manijeros y los otros dos son españoles propietarios de las dos fincas donde trabajaban en condiciones irregulares, sin estar contratados ni registrados en la Seguridad Social, los inmigrantes búlgaros, ha informado hoy en una nota la Guardia Civil.

La investigación comenzó tras una denuncia por parte de cuatro personas, todas de nacionalidad búlgara, que se personaron en las dependencias de la Guardia Civil de Alcalá del Río y manifestaron que habían venido a trabajar a España desde su país, contratados por una empresa que conocieron a través de un periódico, y que según el anuncio cobrarían unos 40 euros diarios.

Según sus declaraciones, al llegar se llevaron una gran sorpresa que fue aún mayor durante los cinco días que transcurrieron desde su llegada hasta que decidieron denunciar los hechos, ha explicado en el comunicado el instituto armado.

A estos trabajadores los habían recogido en el aeropuerto dos compatriotas búlgaros que les cobraron 850 euros antes de llegar, en concepto de tasas y legalización de documentación, además de que por el viaje en autobús desde Bulgaria hasta Sevilla, que duró tres días, tuvieron que pagar otros 110 euros. Ya en el destino, según la denuncia, también les cobraban por la estancia en un piso en el que convivieron 27 conciudadanos y "en situaciones precarias e infrahumanas", como comprobaron posteriormente los guardias civiles que investigaron la denuncia. Mientras que los trabajadores interponían la denuncia, ha añadido la nota, los agentes observaron que estaban muy asustados ya que, según sus declaraciones, "continuamente eran amenazados e incluso fueron agredidos físicamente".

Tras distintas gestiones, la Guardia Civil localizó a los dos búlgaros que actuaban como supuestos manijeros y, tras tomarles declaración, fueron detenidos por sendos delitos contra los derechos de los trabajadores. Los guardias continuaron la investigación, lo que permitió localizar las dos fincas agrícolas donde estas personas habían trabajado, ambas cercanas a la localidad sevillana de Lora del Río. Tras comprobar que los denunciantes no habían sido dados de alta en la Seguridad Social y ni siquiera contratados, también fueron detenidos los dos responsables de las fincas como presuntos autores del mismo delito.

  • 1