lunes, 22 abril 2019
23:41
, última actualización
Local

Cuatro detenidos por la muerte del marroquí apuñalado en Kansas City

Una discusión que se fue de las manos tras frustrarse la compra de un alijo de droga provocó la muerte del joven marroquí apuñalado en Kansas City a finales de octubre. La Policía Naciona ha arrestado ya a cuatro personas.

el 15 sep 2009 / 20:26 h.

TAGS:

Una discusión que se fue de las manos tras frustrarse la compra de un alijo de droga provocó la muerte del joven marroquí apuñalado en Kansas City a finales de octubre. La Policía Nacional, que detuvo a uno de los autores esa misma noche, ha arrestado ya a cuatro personas -tres están en prisión- en una investigación que aún sigue abierta.

No fue algo premeditado, sino una pelea entre "amigos que tenían negocios juntos" y que discutieron al salir mal una entrega de droga para la que los agresores se habían desplazado a Sevilla desde Madrid, según explican fuentes policiales. La investigación sobre la muerte de A.T., el joven marroquí de 25 años que fue apuñalado en la pierna derecha en Kansas City y que cayó sobre las adelfas de la carretera tras recorrer 30 metros desangrándose, ha aclarado que la víctima era el intermediario en un negocio de narcotráfico que salió mal. Los autores no habían planeado el homicidio, pero se encendieron durante la pelea y acabaron por propinarle una puñalada mortal que, al seccionarle la arteria femoral, lo hizo desangrarse en poco tiempo. Su intento de correr para pedir ayuda empeoró las cosas, y el 061 no pudo hacer nada. Murió antes de ser trasladado a un hospital.

La víctima, natural de Tánger y de tan sólo 25 años, llevaba años en España pero no se tiene certeza de sus andanzas, porque empleaba documentos falsos para ocultar sus actividades delictivas. Tenía antecedentes por falsificación, y el día que murió llevaba encima un pasaporte falso de su misma nacionalidad.

Gracias a los datos que los testigos facilitaron al grupo de Homicidios sobre el coche en el que cuatro personas huyeron tras el crimen, el primero de los agresores fue detenido esa misma noche en Almurabiel (Ciudad Real). Los datos del Audi A-4 de color oscuro que conducía habían sido difundidos entre todos los cuerpos de seguridad, con la advertencia de que era probable que trataran de escapar hacia Madrid. La Guardia Civil localizó en un control en la A-4, organizado para apoyar la búsqueda, al salmantino de 43 años Ángel Luis R.C., que viajaba solo. Se había separado de sus compinches e incluso se había cambiado de ropa en Córdoba para evitar que las manchas de sangre lo delataran.

A mediados de noviembre, la Policía logró identificar y detuvo en Madrid a otras dos personas, de nacionalidad marroquí, que también fueron ingresadas en prisión por su implicación en el crimen. Más tarde, un tercer compatriota se presentó ante los agentes del grupo de Homicidios de Sevilla al saber que lo estaban buscando. Es el único que quedó en libertad tras pasar a disposición judicial. El arma empleada en el crimen no ha podido ser encontrada. La investigación sigue abierta, porque la Policía debe aún determinar con exactitud la participación de cada uno y ni siquiera descarta que pueda haber más detenciones.

  • 1