Local

Cuatro detenidos tras la reyerta en la que murió un subsahariano

La segunda noche consecutiva de disturbios en el barrio de las 200 Viviendas de Roquetas de Mar (Almería) ha terminado con cuatro subsaharianos detenidos y con, al menos, un agente de la Guardia Civil herido, según ha informado a Efe la Subdelegación del Gobierno. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 11:23 h.

TAGS:

La segunda noche consecutiva de disturbios en el barrio de las 200 Viviendas de Roquetas de Mar (Almería) ha terminado con cuatro subsaharianos detenidos y con, al menos, un agente de la Guardia Civil herido, según ha informado a Efe la Subdelegación del Gobierno.

Los últimos arrestados por desórdenes públicos y delitos de atentado y resistencia grave a la autoridad, a los que se suman los otros cuatro apresados durante los incidentes acaecidos en la madrugada de ayer, proceden de Guinea Bissau y de Senegal.

Como ya avanzaron a Efe esta madrugada fuentes policiales, al menos uno de los agentes de la Guardia Civil que velaron por el restablecimiento del orden en las 200 Viviendas durante la segunda noche de disturbios resultó lesionado y precisó de atención en el centro sanitario de la localidad.

Las fuentes han señalado que, aproximadamente, a partir de las 02.00 horas de la madrugada se ha restablecido la normalidad en el barrio, bajo la vigilancia de los agentes.

Tras una tarde de domingo aparentemente en calma, la segunda noche de enfrentamientos empezó cuando un vecino que caminaba asustado por el barrio sufrió una caída accidental y precisó de atención sanitaria.

La ambulancia que se trasladó al lugar para auxiliar al hombre fue recibida por numerosos subsaharianos que trataron de atacar al personal sanitario a pedradas y botellazos.

Una noche más, numerosas barricadas de contenedores ardiendo fueron levantadas en los alrededores de la Plaza de Andalucía, donde la Guardia Civil fue dispersando a los pequeños grupos que se formaban, con la orden de intervenir ante cualquier incidente.

Estos hechos se han producido después de que, a las 21.45 horas del sábado, O.K., un senegalés de 28 años, muriera apuñalado por un español vecino del barrio en el transcurso de una pelea motivada en principio por un ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de drogas.

  • 1