Local

Cuatro embajadores de lujo para vivir una noche grande jerezana

el 14 sep 2012 / 20:50 h.

TAGS:

María Mezcle y la Sallago hicieron gozar en Santa Clara.
Los cabales aseguran que una Bienal sin su noche grande jerezana no es una Bienal de Flamenco. Por ello, esta noche (23.30 horas) todo el arte de la tierra del compás estará sobre el escenario del Hotel Triana para regalar a los asistentes un espectáculo de pellizco y quejío. En esta ocasión, la delegación que envía Jerez de la Frontera está compuesta por un elenco de artistas de renombre, como

El Torta, Luis el Zambo, La Macanita y José Méndez. Ellos serán los embajadores de una tierra cuajada de arte jondo.

Congregados en el mítico corral del Hotel Triana, estos cantaores ofrecerán el repertorio tradicional de Santiago y La Plazuela desde sus diferentes maneras de afrontar el cante. Cuatro versiones, cuatro personalidades cantaoras que, sin embargo, encarnan los valores más tradicionales del arte jerezano. La Bienal ofrece con esta actividad una noche con encanto, donde de principio a fin se podrá disfrutar del compás de las bulerías, las seguiriyas y las soleás.

Este elenco de artistas jerezanos no estará solo en el escenario. En todo momento estarán acompañados a la guitarra por Diego del Morao, Manuel Parrilla y Pepe del Morao, y al toque, por Chícharo, El Bo y Tío Gregorio.
En este espectáculo se ha cuidado mucho los detalles. Así, el cuadro de baile lo componen también artistas consolidados, como María del Mar Moreno, Tía Curra y Tía Yoya. En definitiva, se trata de un elenco de lujo para un espectáculo que promete recibir más de un aplauso del respetable.

El enclave además acompaña. Y es que el Hotel Triana se levanta sobre un tradicional corral de vecinos, patio abierto con el cielo por techo y en el corazón de un barrio madre para este arte. Ha sido en multitud de ocasiones escenario flamenco, acogiendo numerosos espectáculos. Esta noche acogerá a Luis Fernández Soto (Jerez, 1949), Luis el Zambo, un gran cantaor curtido en mil y una fiesta familiar, que, aunque inició su carrera en la madurez, tiene dos discos grabados (Al compás de los Zambos en 1999 y Gloria Bendita en 2005). Nada que ver con Tomasa La Macanita (Jerez, 1968), que ya a los cuatro años triunfaba cantando por bulerías. Su último trabajo (Mujerez) da fe de su dominio del flamenco. De cuna también le viene el arte a José Méndez (Jerez, 1966). El sobrino de La Paquera se abrió camino entre peñas y tablaos, aunque ello no ha sido óbice para exportar el arte a Japón. Por último, Juan Moneo, El Torta, es un artista laureado, que cuenta con el premio de Soleares de Mairena del Alcor. Es fiel exponente de la cultura gitana y ha sabido renovar la línea melódica del cante.


  • 1