Local

Cuatro intentos de atraco en San Jerónimo

Un delincuente consigue tan sólo seis euros de botín tras asaltar una frutería y fracasar en tres intentonas

el 26 nov 2010 / 19:36 h.

Un delincuente armado con un cuchillo intentó cometer ayer cuatro atracos en San Jerónimo en un tiempo récord, aunque con poco éxito, puesto que sólo logró llevarse el dinero de una frutería y además una cantidad exigua, en torno a los seis euros de la calderilla que el frutero tenía encima del mostrador.

El hombre entró en primer lugar en una tienda de ropa y regalos de la calle Marruecos, cuando pasaban pocos minutos de las nueve de la mañana, pero la dependienta comenzó a gritar y, como por la calle pasaba mucha gente al ser la hora de llevar a los niños al colegio, el hombre optó por salir corriendo sin llevarse nada.

Poco después, llevando todavía el cuchillo, el hombre entró en una frutería situada en la cercana calle Riopiedra, pero ni siquiera aguardó a que le entregaran el contenido de la caja registradora, sino que arrambló con una caja de calderilla que encontró a mano y se marchó con unas cuantas monedas, en torno a los seis euros. Los vecinos del barrio justifican su nerviosismo en que, según explican, se trata de un joven enganchado a las drogas y probablemente estaba "desesperado" por conseguir dinero para una dosis.

A la salida del establecimiento, el delincuente se abalanzó sobre un coche que circulaba por la calle, con intención de abrir la puerta según dijo la conductora a la Policía, pero ésta aceleró y logró dejarlo atrás. En el rifirrafe se le cayó un gorro que llevaba puesto, que la mujer luego recogió y tiró a un contenedor, y que la Policía recuperó luego por si es posible utilizarlo como prueba.

Finalmente, según los vecinos, el atracador abordó a una cuarta persona a las puertas de un supermercado Supersol, pero también se marchó sin conseguir llevarse nada. La rumorología del barrio llegó a hacer correr la voz de que la víctima había recibido un pinchazo de la navaja, un extremo que fue desmentido por la Policía, que confirmó los dos primeros atracos a establecimientos pero no pudo precisar nada sobre las otras dos intentonas, explicadas con detalle por los vecinos a este periódico.

A San Jerónimo acudieron entonces numerosas dotaciones de la Policía Nacional, que se ha hecho cargo de la investigación, y que tomaron declaración a los testigos ante la curiosidad de los vecinos por el amplio dispositivo desplegado.

Una portavoz de la Policía Nacional explicó que por el momento no hay ningún detenido en relación con estos hechos y no pudo precisar si el sospechoso estaba identificado, aunque es lo más probable dado que los vecinos explicaron con detalle a los agentes de quién se trataba, al ser un delincuente habitual del barrio, conocido por todos.

  • 1