Local

Cuatro millones de kilos de tomates saldrán al mercado

el 16 may 2011 / 20:17 h.

TAGS:

Gordillo, con varios periodistas en el AVE.

Una cifra récord de cuatro millones de kilos de tomate llevarán el nombre de Los Palacios y Villafranca por el mundo. Sólo la cooperativa Virgen de Las Nieves, con más de mil socios y constituida en tradicional baluarte de las frutas y hortalizas, calcula llegar a los tres millones de kilos del bombón colorao. De ese producto están orgullosos los palaciegos en general y no sólo los miembros de la recién nacida Asociación de Productores del Tomate de Los Palacios , integrada, además de por Las Nieves, por cooperativas como Frupal, Parque Norte o San Isidro, y el propio Ayuntamiento, que se han encargado de promocionarlo todo lo posible en la pasada edición de la Feria Agroganadera y Comercial.

"Si todo va como hasta ahora, el tomate nos va a sonreír este año", asegura el presidente de Las Nieves, Antonio Escalera, a pesar de las bajas temperaturas incluso en primavera y las lluvias que no siempre benefician al campo. Y es que el tomate ya sonreía, aunque fuera a través del flamante logotipo de la marca de garantía que se ha materializado en miles de pegatinas con un tomate animado y con sonrisa, obra del arquitecto sevillano Rafael González Millán, que ganó el concurso organizado a principios de año.

La asamblea general de la Asociación de Productores cuenta desde hace meses con un reglamento de uso que establece un proceso de selección del producto en el que se certifica su origen y unos exhaustivos criterios de calidad certificados por una entidad externa. Las variedades de tomate que recogen los estatutos de la asociación de productores son las llamadas Genaro, Boom y Matías.

La producción del tomate palaciego, que se vende como tal en muchos mercados de Andalucía sin serlo, se ha incrementado por la vuelta de tantos palaciegos al invernadero, convencidos de que al ladrillo se le acabó la risa. Aunque ahora están en el cenit de la campaña, su recolección es más amplia que antaño: entre marzo y noviembre, o sea, casi todo el año si se exceptúan los meses de frío. Es lo que posibilita el sembrado bajo plástico.

  • 1