Local

Cuatro muertos en dos dramas familiares en Alemania

Dos tragedias familiares con víctimas mortales como resultado conmocionaron a Alemania. Cuatro personas resultaron muertas, dos mujeres y dos niños de cuatro y 12 años, en dos dramas familiares ocurridos en las ciudades alemanas de Ludwigshafen y Gifhorn. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 07:07 h.

TAGS:

Dos tragedias familiares con víctimas mortales como resultado conmocionaron a Alemania. Cuatro personas resultaron muertas, dos mujeres y dos niños de cuatro y 12 años, en dos dramas familiares ocurridos en las ciudades alemanas de Ludwigshafen y Gifhorn.

El padre de los dos niños muertos, un hombre de 37 años, fue detenido por la Policía, que lo encontró herido en las cercanías de su casa de Ludwingshafen (oeste de Alemania). Se sospecha que el hombre mató a sus hijos tras una fuerte discusión con su esposa, a quien dejó asimismo herida de gravedad.

El presunto asesino llamó inmediatamente después a la Policía para informar de que había matado a toda su familia.

En Gifhorn, Baja Sajonia (norte de Alemania), otro hombre de 36 años confesó haber matado a su esposa y a la hermana de ésta delante de sus hijas, de año y medio y cinco años, mientras que un tercero, de nueve, jugaba fuera. El individuo atacó a ambas mujeres, de 29 y 16 años, con un cuchillo de cocina tras una discusión familiar.

No es la primera vez que los dramas familiares paralizan Alemania. En diciembre de 2007, dos estremecedores casos conmocionaron al país. Cinco niños murieron asesinados por su propia madre, de 31 años, en la localidad de Darry, en el norte del país. Los menores, todos varones y de entre tres y nueve años, fueron encontrados por la Policía, que acudió a la casa alertada por un médico al que la mujer confesó. Las investigaciones apuntaban a que "la enfermedad psiquiátrica de la mujer" estaba detrás de los hechos. La autopsia de los cadáveres confirmó que los niños fueron asfixiados.

Este caso se sumó, en la misma fecha, a otro triple infanticidio en la localidad sajona de Plauen, al sureste de Alemania, donde una mujer fue detenida como sospechosa de haber matado a sus tres bebés recién nacidos. La Policía encontró en el balcón de una vivienda el cadáver de una niña, tras localizar a otro bebé en la nevera del domicilio. Días después, los agentes hallaron un tercer cadáver de recién nacido envuelto en plástico dentro de una maleta.

  • 1