Cultura

Cuatro nuevas obras en La Espiga Dorada

La Fundación Caja Rural del Sur presentó ayer cuatro nuevos libros que pasan a engrosar la colección propia de la entidad andaluza La Espiga Dorada. Con estas cuatro obras, la fundación cumple con el objetivo de seguir con la vocación de convertirse en un instrumento de ayuda a la formación y la cultura.

el 15 sep 2009 / 19:55 h.

La Fundación Caja Rural del Sur presentó ayer cuatro nuevos libros que pasan a engrosar la colección propia de la entidad andaluza La Espiga Dorada. Con estas cuatro obras, la fundación cumple con el objetivo de seguir con la vocación de convertirse en un instrumento de ayuda a la formación y la cultura y la inquietud de divulgar la faceta cultural de Andalucía, a través de iniciativas en diversos campos. La primera de las obras que se presentaron fue Escultores sevillanos del siglo XX, un trabajo de investigación de diversos especialistas en la materia que en varios capítulos abordan las distintas etapas contemporáneas de la escultura sevillana. La coordinación corre a cargo de Pedro Giménez de Aragón.

Me llamo Abdel y un día soñé que... fue el primer premio del Concurso Relatos Escolares 2007 de la fundación. Escrito por el joven marroquí Abdeljabar Driouach, cuenta la vida del propio autor desde su niñez en una aldea de Marruecos hasta su adolescencia en Sevilla. Este trabajo cuenta además con los dibujos que la artista onubense, Susana Pérez, ha diseñado para dicha edición.

Por su parte, Eloy Navarro Domínguez ha llevado a cabo una recopilación de versos del primer cuarto del siglo XX bajo el título Obra Poética de José María Romero Martínez, que demuestra su tendencia al modernismo rubendariano hasta el uso de la vanguardia ultraísta y la poesía pura. La última obra presentada fue Pudo ocurrir en nuestra tierra, donde José Manuel Gómez Baena ofrece un relato de corte costumbrista con personajes llenos de magia.

  • 1