Local

'Cuba es el ejemplo de que España y EEUU no tienen la misma opinión'

Las relaciones entre Estados Unidos y España actualmente son cordiales hasta el punto de que el propio embajador estadounidense, Eduardo Aguirre, llegase a nombrar una única diferencia entre ambos países: Cuba.

el 15 sep 2009 / 19:23 h.

TAGS:

Las relaciones entre Estados Unidos y España actualmente son cordiales hasta el punto de que el propio embajador estadounidense, Eduardo Aguirre, llegase a nombrar una única diferencia entre ambos países: Cuba.

Este pero es el único que enumeró Aguirre en la conferencia que ofreció ayer en la Fundación Antares bajo el título La relación trasatlántica. El embajador, en un tono distendido, dijo que España y EEUU "somos dos pilares de la comunidad democrática mundial y tenemos la responsabilidad de analizar con seriedad la relación bilateral, reconocer nuestras diferencias y encontrar maneras de abordarlas".

Así se refirió a la visión diferente que tienen EEUU y España sobre las relaciones con Cuba, "que es probablemente el ejemplo más patentes en que no compartimos un mismo punto de vista". Esto se debe, en opinión de Aguirre, a que España es optimista al pensar que el acercamiento a las autoridades del régimen castrista puede ayudar a promover la transición democrática en el isla. Sin embargo, el embajador estadounidenses, que llegó de Cuba a los Estados Unidos con 15 años como menor acompañado, no comparte ese optimismo, "tras observar que el régimen ha ido aferrándose cada vez más al poder".

Esta forma diferente de ver el futuro de Cuba para Aguirre no significa que haya ninguna brecha importante entre España y EEUU, "porque compartimos el mismo objetivo: una Cuba libre y democrática, donde no haya presos políticos y se respeten los derechos humanos", una frase que pronunció un un énfasis especial.

Asimismo, el embajador estadounidense mostró su cansancio de que siempre se le pregunte por cuándo se van a encontrar los presidentes de EEUU y España en la Casa Blanca. Recordó que ya se han encontrado, "por lo que pasemos página".

En este clima de buenas relaciones, Aguirre destacó que los dos países coincidente en tener las mismas preocupaciones: "El crecimiento económico, el empleo, el medio ambiente y el terrorismo. Nuestros países trabajan juntos de manera eficaz y desde hace mucho tiempo", recordó. Como ejemplo de esta cooperación puso sobre el tapete el tema de la seguridad, en el que se hacen esfuerzos conjuntos contra el terrorismo internacional, contra el narcotráfico y contra el crimen transnacional.

Muy de puntillas hizo referencia a la cooperación militar entre España y EEUU al limitarse a decir que valoramos "la estrecha relación de trabajo que tenemos con nuestros colegas españoles como aliados de la OTAN en regiones difíciles como Afganistán y Oriente Medio".

crisis económica. En su ponencia en la Fundación Antares hizo especial hincapié en la coyuntura económica y admitió que no hay "píldora mágica que resuelva el problema de la noche a la mañana. El problema no se gestó en una tarde, y por tanto, es obvio que su resolución no será inmediata". Aguirre admitió que el problemas de las hipotecas en Estados Unidos se descubrió demasiado tarde y culpó de la situación a, entre otras cuestiones, a la ausencia de auto-regulación para detectar los excesos dentro de instituciones estadounidenses y europeas, "ambiciosas y con pobres controles de riesgo".

En este sentido se mostró bastante pesimista en que la situación se vaya a resolver en breve: "El impacto de la crisis crediticia, la corrección del mercado inmobiliario, y la crisis de confianza seguirán ejerciendo presiones sobre nuestros sistemas financieros y afectarán al crecimientos de nuestras economías durante algún tiempo".

A pesar de este negro presagio, Aguirre lanzó un rayo de esperanza al confiar que los problemas se resolverán y se saldrá fortalecidos de ellos.

  • 1