Local

Cuba libera al primero de los disidentes que rechaza el exilio

Arnaldo Ramos regresó ayer a su casa tras estar siete años en la cárcel.

el 14 nov 2010 / 19:45 h.

TAGS:

El opositor cubano Arnaldo Ramos Lauzurique posa junto a su esposa, Esther Lidia Lima.
El disidente cubano Arnaldo Ramos Lauzurique, del Grupo de los 75, y uno de los presos de conciencia que rechazan el exilio como condición para ser excarcelados, quedó ayer en libertad y regresó a su casa de La Habana junto a su familia tras permanecer siete años en una prisión cubana.


Ramos, condenado a 18 años en la Primavera Negra de 2003, salió de prisión horas después de que la Iglesia Católica lo anunciara el sábado, primero telefónicamente a su esposa Lidia y después en un comunicado.


Es la primera liberación de un preso político sin traslado a España desde que en julio se anunciara el actual proceso de excarcelaciones que se lleva a cabo en Cuba. Arnaldo Ramos Lauzurique regresó a su casa bajo la figura de "licencia extra-penal humanitaria" según notificó la Iglesia en su nota oficial, pero el opositor precisó a la agencia Efe que responsables de la seguridad cubana le confirmaron que su libertad era "sin condiciones".


Su propósito es quedarse en Cuba y seguir luchando por "la democracia y la libertad", según dijo Ramos, que con 68 años era el preso de más edad del Grupo de los 75 que quedaba en prisión.


No olvidó que 11 de sus compañeros que tampoco quieren abandonar Cuba todavía están en la cárcel y recordó al Gobierno de La Habana su compromiso contraído en julio de liberar a todos sus compañeros.


Arnaldo Ramos Lauzurique era miembro del Instituto Cubano de Economistas Independientes cuando en 2003 fue condenado por el Gobierno de Castro en la ola represiva conocida como la Primavera Negra.


Hoy se conoció también que Luis Enrique Ferrer, otro de los presos políticos del Grupo de los 75, será excarcelado próximamente pero en su caso sí ha aceptado irse a España.


Ferrer García, de 38 años, pertenece al Movimiento Cristiano Liberación y fue condenado en la Primavera Negra de 2003 a 28 años de prisión.


El pasado julio, el Gobierno cubano se comprometió a excarcelar en un plazo de "tres a cuatro meses" a los 52 disidentes que quedaban en la cárcel del Grupo de los 75, dentro del inédito diálogo abierto entre el presidente Raúl Castro y la Iglesia Católica, que ha contado con el apoyo de España. Todos los miembros del Grupo de los 75 son los que Amnistía Internacional ha reconocido como "prisioneros de conciencia" en Cuba.


40 en libertad. Con Ramos son 40 los disidentes de ese grupo que han salido ya de la cárcel, pero los 39 anteriores viajaron todos a España junto a sus familiares.
Sin haber completado la salida de ese grupo, desde octubre el Gobierno cubano extendió las liberaciones -de momento también condicionadas al exilio- a otros presos que no pertenecen al Grupo de los 75 ni figuran en el listado de Amnistía Internacional. Así, en total son 47 los presos cubanos acogidos por España desde que se inició este proceso. Estas liberaciones fueron anunciadas por la Iglesia Católica de Cuba en una nota del Arzobispado de La Habana difundida en el sitio web de la Iglesia cubana.

  • 1