Local

Cuba vota entre arengas castristas y censuras a la disidencia

El Gobierno de La Habana critica la «campaña» internacional contra la isla.

el 25 abr 2010 / 18:56 h.

TAGS:

Un militar cubano ejerce su derecho al voto en las elecciones locales en La Habana.

Cuba celebró ayer elecciones municipales entre llamadas a la unidad para responder a la que el Gobierno de Raúl Castro califica de "campaña" internacional contra la isla, y marcadas también por las críticas de disidentes que ven estos comicios como una "gran farsa". Más de 8,4 millones de cubanos estaban convocados para elegir a unos 15.000 delegados (concejales) de las 169 Asambleas Municipales del Poder Popular (gobiernos locales), en unos comicios que se celebran en el país cada dos años y medio, y en los que ayer había votado ya el 71,15% del electorado al cierre de esta edición.

El presidente cubano, Raúl Castro, votó a primera hora. Llegó antes de las siete de la mañana (13.00 en España) al colegio electoral del municipio Plaza de la Revolución de La Habana, y saludó a los vecinos del lugar, según mostró la televisión oficial. El ex presidente Fidel Castro ejerció su derecho a través de un intermediario, tal y como mostraron las imágenes de televisión.

A esta votación se presentaron 34.776 candidatos elegidos en más de 50.000 asambleas celebradas en toda Cuba, donde gobierna el Partido Comunista, el único permitido en la isla. Además, 325.464 jóvenes mayores de 16 años votaron por primera vez en los comicios locales. La Comisión Nacional Electoral estableció la apertura de las casi 30.000 mesas a partir de las 7.00 hora local (13.00 en España) y el cierre a las 18.00 (24.00 en España).

En los últimos días, los llamamientos a la unidad y a la participación masiva en estas elecciones fueron una constante en los medios de comunicación de la isla (todos oficiales) como respuesta a la llamada "campaña mediática" internacional contra Cuba. El pasado día 4, el presidente cubano, general Raúl Castro, afirmó que Cuba prefiere "desaparecer" antes que aceptar el "chantaje" que le hacen Estados Unidos y Europa con "manipulaciones" sobre la vigencia de los derechos humanos en la isla.

Castro respondió así a las críticas sobre la situación de los presos políticos y los derechos humanos en Cuba vertidas desde el Parlamento Europeo y otros organismos, gobiernos y personalidades tras la muerte preso disidente Orlando Zapata, tras una huelga de hambre de 85 días.

Precisamente en la víspera de la jornada electoral, otro disidente cubano, Guillermo Fariñas, cumple 60 días de una huelga de hambre que comenzó tras la muerte de Zapata. En declaraciones a Efe, Fariñas calificó de "gran farsa" los comicios locales y aseguró que votará contra "la dinastía de los Castro" si le ha- cen llegar una papeleta electoral.

Y tal como se esperaba, decenas de seguidores del Gobierno de Raúl Castro impidieron ayer, por tercer domingo consecutivo, el desfile del grupo disidente de las Damas de Blanco, que piden con marchas pacíficas en La Habana la libertad de sus familiares, opositores cubanos encarcelados en 2003.


  • 1