Local

Cuenta atrás para el nuevo Fibes

A partir de ahora, dos años de obras y el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla duplicará su superficie para convertirse en uno de los más importantes de Europa. Ayer se puso la primera piedra de un proyecto elegido por concurso hace cinco años y reclamado desde hace casi una década por el sector turístico de la ciudad.

el 14 sep 2009 / 22:41 h.

TAGS:

A partir de ahora, dos años de obras y el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla duplicará su superficie para convertirse en uno de los más importantes de Europa. Ayer se puso la primera piedra de un proyecto elegido por concurso hace cinco años y reclamado desde hace casi una década por el sector turístico de la ciudad.

Tanto el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, como el consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Sergio Moreno, destacaron ayer la importancia económica de esta obra. Con ella, Sevilla podrá albergar, por fin, grandes congresos, un sector que aporta un turismo de calidad durante todo el año.

Después de dos intentos fallidos para que la iniciativa privada participase en la ampliación del Palacio de Congresos y Exposiciones y tras la modificación del proyecto para hacerlo más rentable, su arquitecto, el sevillano Guillermo Vázquez Consuegra, presentó ayer la maqueta (tal y como ya hiciera en 2005). Finalmente, Acciona, Heliopol e Inabensa harán la obra, con un coste de 70 millones de euros con IVA incluido, bajo la gestión de la empresa pública de la vivienda, Emvisesa, que se ha hecho con las riendas del proyecto ante el desmarque de la iniciativa privada. El aparcamiento de 2.000 plazas ha cambiado de ubicación para dejar libre suelo municipal que explotarán terceros y el parking final sólo tendrá capacidad para 803 coches y 78 motos.

Un edificio-puente.

Con todo, el edificio se construirá junto al actual recinto, al que no le afectarán las obras. Una pasarela peatonal conectará la nave más próxima a la calle Doctor Miguel Ríos Sarmiento con el nuevo auditorio y el futuro edificio de usos múltiples. Así, todo el complejo se ha diseñado en alto, de forma que será como un puente sobre la citada calle. Es decir, que los vehículos que circulen por esta vía (que conduce a los aparcamientos y separa el actual Fibes de la parcela donde se realizará la obra) pasarán por debajo del edificio.

La ampliación de Fibes, dibujada como una ele, arranca junto al actual recinto por la pasarela, que servirá para exposiciones. De noche, será una gran pantalla electrónica a modo de panel anunciador de las actividades de Fibes, según explicó ayer Vázquez Consuegra. Dicho edificio-puente estará a siete metros de altura.

Los materiales con que se levantará el nuevo palacio serán la piedra natural para el pavimento y el aluminio y el vidrio para el resto. Este Fibes se verá de color plata desde el exterior. De hecho, su autor tituló su proyecto Rojo y plata, ya que el interior del auditorio se caracterizará por el rojo de los sillones y el color aluminio de techos y paredes. La cubierta de la pasarela será de metacrilato.

Innovación.

"La mayoría de los palacios de congresos son de madera, pero he dejado a un lado las soluciones convencionales para investigar otras", argumentó el arquitecto, Premio Nacional de Arquitectura española en 2005 y autor de obras como el Pabellón de la Navegación de la Expo del 92, el Ayuntamiento de Tomares, el Museo de la Ilustración de Valencia o el del Mar de Génova. De hecho, el uso de materiales innovadores es lo que hizo que el proyecto se disparase en su presupuesto y de ahí los problemas de financiación.

El auditorio, con capacidad para 3.500 personas, se convertirá en uno de los más grandes del país y de Europa, si bien su versatilidad hará que se puedan organizar también actos o ferias más pequeñas. Además, habrá un espacio de restauración que podrá dar cabida a 3.000 personas, así como salas de usos múltiples hasta para 200 personas. En el auditorio actual de Fibes sólo caben 1.200 personas, si bien se han organizado congresos con 8.000 participantes gracias a las naves anexas.

Un patio interior introducirá la naturaleza en el edificio y garantizará el equilibrio climático del mismo.

Según Vázquez Consuegra, la ampliación de Fibes pertenecerá "a los grandes edificios de la ciudad, distanciándose de la arquitectura de espectáculo y de entretenimiento", en alusión a otros proyectos.

  • 1