Local

Cuidado con la estética de Sevilla

La consejera de Obras Públicas tiene trayectoria internacional, pero la casualidad quiso que Concha Gutiérrez del Castillo naciera en Linares, donde tres huevos son dos pares. Esa casta la ha ratificado con el Pacto Andaluz de la Vivienda...

el 14 sep 2009 / 21:43 h.

La consejera de Obras Públicas tiene trayectoria internacional, pero la casualidad quiso que Concha Gutiérrez del Castillo naciera en Linares, donde tres huevos son dos pares. Esa casta la ha ratificado con el Pacto Andaluz de la Vivienda, culminando una gestión que en esta hora de la despedida merece la popular sevillana del adiós. Otros consejeros, ni fu ni fa, ni solfeo que valga. Pero a ella, como aún tiene autoridad política y seguirá teniéndola moral, cabe exigirle que pida la retirada de la publicidad del Metrocentro porque, siendo absolutamente vergonzosa, resta categoría visual a Sevilla en una zona de altísima sensibilidad como es la del entorno de la catedral.

En Callejeros (Cuatro) la "poli" persigue a los graffiteros que están pintando tapias y trenes abandonados con una belleza constatable en el Parque Alcosa. La escena sale de una realidad contemporánea, pero llevada a la máxima exageración puede recordar a los inquisidores que pretendían condenar a Goya por sus caprichos andaluces. La paradoja es que se persiga a estos "artistas" y, cuando el disparate plástico es negocio, se acepten birrias como si fueran obras de arte. El Metrocentro ofrece ese testimonio con una publicidad que abofetea al ciudadano porque así lo quieren los alumbrados que sólo atienden a razones de la cartera.

Juan José Fernández Trevijano es periodista

  • 1