Local

Culmina el proceso para blindar edificios de la Expo

A partir de ahora, los pabellones de Hungría, España, Andalucía, la Navegación, Finlandia y Francia de la Expo'92 están blindados. No correrán la misma suerte que el Palenque o el de la Santa Sede.

el 15 sep 2009 / 20:50 h.

TAGS:

A partir de ahora, los pabellones de Hungría, España, Andalucía, la Navegación, Finlandia y Francia de la Expo'92 están blindados. No correrán la misma suerte que el Palenque o el de la Santa Sede. Ayer se publicó en el BOJA su inclusión en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

La Consejería de Cultura, antes de que sea demasiado tarde, ha indultado estos seis pabellones, símbolos de una Exposición Universal que transformó la ciudad de Sevilla. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publicó ayer la orden del 10 de diciembre de 2008 por la que se resuelve inscribir estos edificios en la lista del Patrimonio Histórico Andaluz, por lo que los que tenían un futuro bastante incierto, como es el caso del pabellón de Hungría, no se podrán derribar. Es más, sus propietarios tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores.

El edificio de Hungría, el de la Energía gestionado por Expoan, no podrá ser destruido ni siquiera trasladado a un parque como la compañía propuso al Ayuntamiento. No en vano, este pabellón está considerado como una joya de la arquitectura realizada en madera, con un armazón que recuerda el vientre de una ballena. Lo que sí es cierto es que el paso de los años, 16 ya, se nota en sus techos y paredes.

Según la resolución de la Comisión Provincial de Patrimonio, en muchos casos estos pabellones se consideran significativas "obras de autor". Por ejemplo, destaca la complejidad constructiva del pabellón de Andalucía, ocupado por la RTVA.

El de la Navegación, del arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra (a quien se ha encargado ya su reforma para convertirlo en museo), se articula en dos construcciones unidas a través de una gran rampa escalonada cubierta, que al mismo tiempo que las une, se configura como una puerta al río. Se establece una relación visual directa con el muelle, los barcos, el río y la ciudad. Un enclave perfecto para el futuro Museo de la Navegación.

Otro de los edificios protegidos es el de Finlandia, la llamada Garganta del Infierno, nombre de un accidente natural de ese país. Un grupo de estudiantes de Arquitectura lo diseñaron.

El pabellón de Francia ha sido restaurado recientemente para albergar varias empresas, entre ellas Vittorio&Lucchino, mientras que el de España, un cubo blanco junto al Lago, está ocupado por Isla Mágica.

  • 1