Local

Cultura no se pronunciará sobre Forestier hasta que esté el PGOU

Tras haber reconocido el error en su informe y haber trasladado la rectificación a la Consejería de Ordenación del Territorio, la Delegación Provincial de Cultura no volverá a intervenir y a pronunciarse sobre el área de oportunidad productiva de usos hoteleros de Castilleja de Guzmán, hasta que esté listo su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

el 15 sep 2009 / 07:13 h.

TAGS:

Tras haber reconocido el error en su informe y haber trasladado la rectificación a la Consejería de Ordenación del Territorio, la Delegación Provincial de Cultura no volverá a intervenir y a pronunciarse sobre el área de oportunidad productiva de usos hoteleros de Castilleja de Guzmán, hasta que esté listo su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

La falta de definición en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) del espacio que ocupa el área de oportunidad, la única de tipo hotelero, y sus posibles incidencias en bienes protegidos -que se limita a dar una ficha, unas dimensiones y una fotografía marcada- llevó ayer a Cultura a manifestar que no se pronunciará hasta que no le llegue el PGOU de este municipio del Aljarafe.

Fuentes de Cultura señalaron que ya informaron a Ordenación del Territorio de los errores iniciales, producidos al superponer dos planos del municipio equivocadamente, pero que no dirán si afecta o no afecta al entorno del Bien de Interés Cultural (BIC) de los jardines de Forestier hasta que tengan el PGOU.

Éste se encuentra aprobado inicialmente, y, según aseguró ayer el alcalde, Carmelo Ceba (PSOE), pasará a aprobación provisional a finales de septiembre. En este punto, el PGOU estará en exposición pública, durante la cual se podrán presentar todas las alegaciones o sugerencias que los vecinos o implicados consideren pertinentes, y una vez concluida pasará a la Junta de Andalucía que emitiría los informes pertinentes -incluido el de Cultura- hasta que sea aprobado definitivamente. Los plazos pueden llegar al verano de 2009, si bien el regidor no pudo concretar cuándo puede entrar en vigor.

Sin embargo, se podría dar la circunstancia de que el Potaus se aprobara antes de que estuviera a disposición de Cultura el PGOU de Castilleja de Guzmán y que siguiera contemplando la citada área de oportunidad. En cualquier caso, en Cultura se remiten a lo anteriormente expuesto: manda el PGOU.

Éste era uno de los temores expresados por los conservacionistas del Aljarafe: que los proyectos pasen a ser definitivos, ya que luego sobre los hechos consumados es muy difícil la rectificación porque habría que indemnizar a las empresas afectadas.

Las posibles discrepancias también se plantean en cuanto a lo que afirma la nueva Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, en el que no sólo se protege el BIC en sí, sino su entorno y la posible contaminación visual o perceptiva que afecte al monumento. La ley recoge, entre otros puntos, que los municipios que tengan bienes inscritos en el catálogo general de patrimonio histórico deben controlar para evitar dicha contaminación visual "las construcciones o instalaciones de carácter permanente o temporal que por su altura, volumetría o distancia puedan perturbar su percepción".

El alcalde afirmó el pasado lunes al respecto que "no significa que no se pueda construir, sino que hay que emprender cualquier actuación conforme a unas cautelas que las dictaminan los técnicos de la Consejería de Cultura".

  • 1