Deportes

Cultura obliga al PSOE a reconstruir los muros derrumbados en su sede

La Gerencia de Urbanismo multó con 35.095 euros al PSOE por la destrucción de muros protegidos de su sede en Luis Montoto y ahora la Junta le obliga a reconstruirlos y abre un expediente que podría acabar en una nueva sanción.

el 14 sep 2009 / 21:44 h.

La Gerencia de Urbanismo multó con 35.095 euros al PSOE por la destrucción de muros protegidos de su sede en Luis Montoto y ahora la Junta le obliga a reconstruirlos y abre un expediente que podría acabar en una nueva sanción. El delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno, recriminó a los socialistas por obrar al margen de las normas.

La Comisión provincial de Patrimonio acordó ayer ordenar al PSOE de Sevilla que reconstruya los muros de la crujía en la primera planta de su sede de Luis Montoto 9, un edificio incluido en el Plan Especial del Conjunto Histórico de Sevilla, Sector San Roque-La Florida. Además, abrió un expediente informativo que podría derivar en una sanción, la segunda que recibirían los socialistas tras la impuesta por el Ayuntamiento después de que el PP denunciara la destrucción de elementos protegidos. En ambos casos sus propios compañeros de partido le enmiendan la plana.

Bueno explicó ayer que se deberán reconstruir en la primera planta y con el espesor originales el muro paralelo a la fachada y el que define la alineación interior. "Además, las aperturas de huecos de paso en los muros que configuran las alineaciones y la crujía protegida deberán ser compatibles con el reconocimiento de las trazas de dicho muro", señala la resolución de la comisión.

El delegado provincial apuntó que la obra no podrá continuar si no se reconstruyen dichos elementos y que será Urbanismo el encargado de autorizar o no dichos trabajos.

"Se verá si hay o no sanción", apostilló el responsable de la Consejería de Cultura en la provincia de Sevilla, ya que, a su juicio, primero hay que determinar la gravedad del caso. "Puede que haya cuestiones técnicas que justifiquen la actuación, por ejemplo la ruina inminente", dijo, señalando el mismo argumento que utilizó el PSOE para defenderse cuando fue multado por Urbanismo.

Bernardo Bueno incluso quiso quitarle hierro al asunto y sostuvo que la destrucción de elementos protegidos es una práctica habitual en casas del Centro: "En la comisión de hoy se han visto 4 o 5 casos similares".

No obstante, fue tajante a la hora de decir que el PSOE de Sevilla debió, "lógicamente", pedir permiso antes de modificar su proyecto de obra.

Sobre el hecho de que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) permita construir hasta seis plantas en esta finca, cuyo edificio tiene dos, Bueno afirmó que la Comisión provincial de Patrimonio "no se va a pronunciar porque no le compete, ni tampoco el Ayuntamiento ha pedido información al respecto".

Recordó que el PGOU obtuvo el visto bueno de la Consejería de Cultura y señaló que su departamento "se fía" de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento, que en la tramitación del nuevo planeamiento admitió limitar las restricciones urbanísticas a la primera crujía, como pidió el PSOE.

Al tiempo, reiteró que la suspensión cautelar de 15 artículos del PGOU por el TSJA no afecta a esta obra, puesto que el PSOE ya obtuvo su licencia de obras. "De ser una licencia nueva sería otra cosa", concluyó.

Por su parte, el portavoz del PP, Juan Ignacio Zoido, exigió ayer al presidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, Manuel Chaves, que se pronuncie ya sobre el "pelotazo urbanístico" en la sede socialista y deje de "guardar silencio", ya que él es el "máximo responsable del urbanismo" en Andalucía. En su opinión, sobre lo que realmente hay que pronunciarse es sobre las seis plantas que los socialistas tienen pensado construir.

  • 1