Local

Cumpleaños en verde

Conservar y mejorar un paraíso natural. Éste era el objetivo cuando se creó en 1989 el Parque Natural de la Sierra Norte y hoy es una realidad en constante crecimiento en cuanto a biodiversidad y sostenibilidad. Un lugar en plena naturaleza sin salir de la provincia de Sevilla.

el 15 sep 2009 / 23:00 h.

TAGS:

Conservar y mejorar un paraíso natural. Éste era el objetivo cuando se creó en 1989 el Parque Natural de la Sierra Norte y hoy es una realidad en constante crecimiento en cuanto a biodiversidad y sostenibilidad. Un lugar en plena naturaleza sin salir de la provincia de Sevilla.

La publicidad de la Diputación de Sevilla en la que un joven con una camiseta de la Giralda se encuentra al pie de una cascada en el Huéznar, en San Nicolás del Puerto, muestra un ejemplo de una realidad digna de admirar que con el paso de estos 20 años ha ido ganando en entidad y en concienciación entre los vecinos de los 10 municipios del parque -Alanís, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, Constantina, Guadalcanal, El Real de la Jara , El Pedroso, Las Navas de la Concepción, La Puebla de los Infantes y San Nicolás del Puerto- y entre los miles de visitantes que disfrutan de un aire puro y un cielo limpio donde las estrellas son infinitas y perfumado por sus plantas, por no hablar del esplendor de sus paisajes...

En un primer momento, sus habitantes eran reticentes en cuanto a lo que el parque les podía coartar a la hora de hacer cualquier actividad o construcción en la zona, sin embargo en estos años y gracias entre otras cosas al programa de educación ambiental "destinado a habitantes del parque y a visitas, se ha hecho mucho por la valoración de la gente", afirma su directora desde 2005, Inmaculada Cuenca.

Desde la creación del Plan de Desarrollo Sostenible en 2003, que integra las actuaciones de todas las consejerías de la Junta en el parque, el impulso para el desarrollo de la zona ha sido aún mayor y en continuo crecimiento tanto a nivel turístico, como fuente de riqueza sostenible, como en agricultura y mejoras de las vías de acceso, entre otras.

Medio ambiente. Sólo la Consejería de Medio Ambiente invierte cada año una media de cinco millones de euros en proyectos de recuperación de la flora y la fauna en el parque que se extienden a lo largo de varios años. Entre ellos destaca la repoblación de conejos como especie de presa para que sirva de alimentos a otros animales, como el lince.

También la introducción de la trucha común "que va a continuar, porque, aunque el balance es bueno, hacen falta muchos años para que sea una realidad", afirma Cuenca. En cuanto a la flora destaca, entre otras, el programa de conservación del roble melojo y del enebro.

Uno de los proyectos que más ha contribuido a la democratización del parque es "la puesta en valor para el uso público de la red de senderos y miradores", señala la directora que tiene entre sus proyectos establecer "un sistema de control de visitantes, en especial en los dos monumentos naturales -Cerro del Hierro y Cascadas del Huéznar, ambos en San Nicolás del Puerto-". Además, en este último, para evitar los problemas de aparcamiento que se producen, ya que muchos visitantes "dejan sus coches en la cuneta de la carretera y, aunque no hay mucho terreno, vamos a poner una pequeña zona de aparcamiento", destaca.

Cuenca señala como trabajos destacados realizados en el último año la señalización del Camino de Santiago y la reconstrucción de "una turruca, una antigua construcción de tierra en uno de los puntos más altos del parque, en Guadalcanal, para el avistamiento de aves".

Los proyectos nunca se acaban, se suceden, al tiempo que continúan con los ya existentes. En los próximos meses se van a llevar a cabo actuaciones de seguridad y punto de información en el Cerro del Hierro, donde actualmente está cortado el sendero de acceso peatonal. En la misma zona trabajan con la Federación de Montaña para definir las zonas de escalada.

Pero el Parque Natural de la Sierra Norte va mucho más allá. Se esconde en el regazo de sus ríos y arroyos, en el verdor de sus bosques de galería, en su patrimonio geológico y en sus gentes que presumen con orgullo de estar en un paraíso en la tierra. Y está ahí al ladito.

  • 1