Economía

Cumpleaños no muy feliz

El Banco Central Europeo (BCE) cumplió sus diez primeros años de existencia y de rotunda lucha contra la inflación con una jornada de puertas abiertas en su sede central.

el 15 sep 2009 / 05:47 h.

El Banco Central Europeo (BCE) cumplió sus diez primeros años de existencia y de rotunda lucha contra la inflación con una jornada de puertas abiertas en su sede central. No obstante, la celebración coincide con la desaceleración económica internacional, y no han faltado las críticas sobre la labor de la institución monetaria a la hora de afrontarla.

El BCE, creado el 1 de junio de 1998 en sustitución del Instituto Monetario Europeo (IME), forma junto con los bancos nacionales de los países que integran la zona del euro, actualmente 15 naciones con un total de 320 millones de habitantes. El 1 de enero de 2009, Eslovaquia introducirá el euro y pasará a formar parte del Eurosistema.

El banco europeo conmemora su cumpleaños con un acto en la opera antigua de la capital financiera alemana Alte Oper, al que asistirán los máximos representantes del mundo económico, financiero y político europeo. En la ceremonia estarán presentes, entre otros, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Barroso, y la canciller de Alemania, Angela Merkel.

A su vez, los ministros de Finanzas de la zona del euro (Eurogrupo) se reúnen en la sede central del BCE con motivo del aniversario para analizar la situación económica y la desaceleración.

El BCE es responsable de la política monetaria de la Eurozona y su principal mandato ha sido en sus diez primeros años de existencia garantizar la estabilidad de precios, algo que define como una tasa de inflación cercana pero siempre por debajo del 2%. Para ello, aprueba los tipos de interés (precio oficial del dinero).

La entidad financiera, que es independiente, tiene muy claro que en la próxima década éste va a seguir siendo su principal objetivo. Apoyado por Alemania, en 1998 el holandés Wim Duisenberg fue elegido primer presidente del BCE por un mandato de ocho años, como establece el Tratado de Maastricht, pese a que Francia prefería a Jean-Claude Trichet. A Duisenberg, conocido como Míster Euro, lo relevó Trichet en noviembre de 2003.

  • 1