Local

Currin pide que Sortu sea legal y una negociación sin condiciones

El ‘mediador' sudafricano aboga por un cambio en la política antiterrorista.

el 15 feb 2011 / 21:57 h.

TAGS:

El abogado surafricano Brian Currin y la baronesa Nuala O’Loan, ayer en Bilbao.
El Grupo internacional de Contacto (GIC), auspiciado por el abogado sudafricano en resolución de conflictos, Brian Currin, pretende "hacer posible" la legalización de Sortu, una "negociación sin condiciones" y anima a revisar la ley antiterrorista y la política penitenciaria, que hoy dispersa a los presos de ETA.


Además, asegura que el mantenimiento de la ausencia de violencia "es crítico" para el éxito del proceso de paz y trabaja para ver cómo se verifica.


En una comparecencia ante los medios en Bilbao, en la que dieron a conocer los principales ejes de actuación del GIC, tanto Currin como Nuala O'Loan -que fue defensora del pueblo de Irlanda del Norte en materia policial-, manifestaron que, en su reunión del lunes, los integrantes del grupo recordaron todo lo que han "aprendido sobre las víctimas, supervivientes, el sufrimiento y el dolor" que se ha producido en el País Vasco.


En este sentido, apuntaron que, tras el mandato hecho público el 12 de noviembre de 2010 en Bilbao y después de la declaración de alto el fuego por parte de ETA el 10 de enero de este año, están dispuestos a "promover, facilitar y hacer posible la legalización de Sortu, de acuerdo con la Ley de Partidos Políticos".


Asimismo, animaron a "generar medidas de confianza" como "la revisión de la ley antiterrorista y de la política penitenciaria", que incluiría el traslado de los presos y la libertad de los "gravemente enfermos". También están dispuestos a "asistir" a los partidos en el desarrollo de "una agenda para el diálogo político", y en las "conversaciones y negociaciones sin condiciones y sin un resultado predeterminado de acuerdo con los principios Mitchell".


Una invitación que fue rechazado por el Gobierno vasco y el PP. La portavoz del Gobierno vas-co, Idoia Mendia, aseguró que el Ejecutivo de López no aceptará reunirse con el Grupo Internacional de Contacto (GIC) al considerar que "no aporta ningún valor añadido". Además, afirmó que Euskadi "no tiene nada que ver" con el caso de Irlanda. Mendia recordó que el Gobierno vasco "no ha pedido los servicios" de este grupo ni considera necesaria su intervención.


Más tajante fue el líder del PP en el País Vasco, Antonio Basagoiti, quien solicitó a los integrantes del grupo que "dejen de molestar" y que "no vengan a poner palos en las ruedas ni piedras en el camino" en la lucha contra el fin de la violencia de ETA. Basagoiti calificó a Currin de "mercenario de los procesos" que "se ha traído una banda" para intentar intervenir en la situación que se vive en las tierras vascas. El presidente de los populares en Euskadi insistió en que se marchen porque "hacen un flaco favor" al fin de la violencia.

  • 1