Local

CUT y críticos de IU se unen en Sevilla contra Valderas

Sevilla se confirmó como un escenario clave en la guerra interna de IU. La CUT, de Sánchez Gordillo, y los críticos, de Sebastián Martín Recio, volvieron a unirse -tras el distanciamiento de las autonómicas- para obtener mayoría frente al tercer sector: el PCA.

el 15 sep 2009 / 17:02 h.

TAGS:

Sevilla se confirmó como un escenario clave en la guerra interna de IU. La CUT, de Sánchez Gordillo, y los críticos, de Sebastián Martín Recio, volvieron a unirse -tras el distanciamiento de las autonómicas- para obtener mayoría frente al tercer sector: el PCA, al que pertenece el grupo municipal, que apoya a Valderas.

Las tres corrientes debían escenificar ayer en la asamblea de IU Sevilla el reparto actual de fuerzas ante el proceso de debate interno autonómico y federal abierto en la formación, tras los resultados de las últimas elecciones.

En la provincia hay tres corrientes claras. En primer lugar, el PCA, la facción mayoritaria en la comunidad autonóma que en Sevilla tiene como principal emblema la agrupación local y, por extensión, el Gobierno de la capital, mientras que es minoría en el resto de municipios. En segundo lugar, la CUT, de Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda y parlamentario andaluz que representa el movimiento jornalero en defensa de principios como la autodeterminación y el rechazo a cualquier tipo de alianza con el PSOE.

Por último, el sector crítico, con Concha Caballero y Sebastián Martín Recio, como máximos exponentes, contrario a la gestión de Diego Valderas al frente de la estructura regional.

Los tres grupos acudían a la asamblea de ayer con distintos documentos políticos y listas. Pero dos de ellos, CUT y críticos se unieron en los dos debates. Unificaron sus ponencias -que obtuvieron el 60% de los votos- y configuraron una lista única para el reparto de delegados.

El resultado de esta alianza fue que las candidaturas encabezadas por Concha Caballero y José Antonio Nuñez se impusieron a las de Juan de Dios Villanueva y Francisco Manuel Silva -el ex concejal del Ayuntamiento de Sevilla fue cabeza de lista por el PCA-. Pese a esto, el reparto de delegados en el congreso quedó ajustado -un 60 a 40%-.

Este resultado conforma en Sevilla el principal frente contra Diego Valderas. Es la única provincia en la que el PCA no logra la mayoría, pese a estar en el gobierno de la capital. Gordillo, quien en 2007 se alió con el sector comunista para entrar en el Parlamento y dejar fuera a Caballero, cambia de nuevo y se une a los críticos contra Valderas.

  • 1