Cultura

Daniel Casares: "Quiero ser atrevido como Caracol o Marchena"

El guitarrista malagueño presenta hoy su nuevo disco en el Teatro Alameda.

el 31 mar 2011 / 19:34 h.

"El flamenco no necesita enriquecerse, ya es lo suficientemente rico. Pero yo soy un flamenco del siglo XXI, así que escucho otras cosas como Djavan, Pat Metheny o Mozart, y siento la necesidad de proponer cosas nuevas".

Son palabras de Daniel Casares, guitarrista malagueño que acaba de editar el disco El ladrón del agua, álbum publicado por Lola Records que presentará este viernes en el Teatro Alameda a partir de las 21.30 horas.

Buena parte de esa orientación hacia la heterodoxia la atribuye Casares a las buenas compañías de las que se ha rodeado en los últimos tiempos, entre las que destacan Chonchi Heredia, Francis Pose o Lya, y que le han ayudado a ampliar sus miras. "Los flamencos tenemos que codearnos con músicos de otras tendencias", subraya el guitarrista.

"Es muy respetable decidir quedarse con la tradición, pero yo soy un culo inquieto, y creo que una vez aprendida la tradición hay que seguir tirando para adelante. Ésos que ahora llamamos ortodoxia, flamenco clásico, como Caracol, Valderrama o Marchena, fueron en su día revolucionarios. Es necesario ser atrevido, como lo fueron ellos en la época que les tocó vivir".

Después de haber actuado por todo el mundo, y de compartir su música con leyendas como John Patitucci o Paquito d'Rivera, Casares piensa que a menudo es mejor aceptado fuera de nuestras fronteras que en España.

"Puede que sea porque en el extranjero la gente que viene a verte quiere escuchar música, y en España está la idea fija de escuchar flamenco. Es otra actitud. Aquí siempre viene a verte el entendido. Pero yo no suelo echar mucha cuenta, ni a las críticas malas ni a las buenas: yo soy el primero que sabe cómo lo he hecho, y qué hay que arreglar", afirma autocrítico.

Para su puesta de largo en Sevilla de esta noche, donde estará arropado por Valderrama y María Toledo, promete que el público "lo va a pasar estupendamente" con un repertorio "que demuestra un poco la madurez que he ido adquiriendo, y en el que todos los instrumentos están estudiados al milímetro", manifiesta.

  • 1