domingo, 18 noviembre 2018
03:10
, última actualización
Cultura

Daniel Ruiz García narra el paso del Estrecho en clave de ‘thriller’

El escritor sevillano acaba de presentar en Madrid ‘Moro’, la más periodística de sus novelas

el 27 nov 2011 / 22:16 h.

  • -->--> -->

    El gusto de Daniel Ruiz García por los caminos menos transitados, su tendencia a dar una vuelta de tuerca más a las fórmulas convencionales, le convierten sin duda en una de las voces más pujantes de la narrativa andaluza actual. Lo demostró con obras como Perrera, Chatarra o La canción donde ella vive, y vuelve a ponerlo de manifiesto con Moro (Eutelequia), que él mismo considera "la más periodística de mis novelas". 

    Ruiz García (Sevilla, 1976) asume esta vez el desafío de meterse en la piel de un inmigrante que cruza el Estrecho en patera buscando un sueño. Pero, lejos de los relatos edulcorados con los que suele abordarse este drama cotidiano, el lector se verá en seguida absorbido por un auténtico thriller sin renunciar a su carga social. "Tenía ganas de cambiar de registro y meterme en algo más sujeto a la realidad, que me reconciliara con mi faceta periodística y me ciñera a sitios y lugares concretos", explica.

    El germen de la obra data de ocho o nueve años atrás, cuando los naufragios de pateras eran una lamentable constante en los periódicos. No obstante, a Ruiz García le pedía el cuerpo "un tono de aventura no escapista. Pensé que escribir una novela de supervivencia no estaría reñido con una invitación a reflexionar sobre este problema de la inmigración ilegal y de las tensiones entre el llamado mundo civilizado y el Tercer mundo", agrega.

    Después del preceptivo trabajo de documentación, donde no faltó una reveladora visita a un campamento ilegal de recogida de fresas de Palos de Frontera, llegó la hora de encontrar el tono idóneo para narrar la historia. "Esta vez he adoptado un estilo más lacónico, más concreto que en mis anteriores novelas. Yo soy una persona que tiene tendencia a engordar, y por analogía mi literatura también tiene una extraña tendencia a acumular sustancia adiposa. Eso me ha obligado a hacer mucho trabajo de bisturí, y a buscar un tratamiento muy musculado de la narración. Lo que no ha cambiado es que mi visión del mundo sigue siendo muy realista y muy pesimista", subraya.

    En la peripecia de Hassam, el protagonista de esta odisea novelada, hay penalidades, giros de la suerte y hasta la inesperada chispa del amor, pero sobre todo está la voluntad de hacer vibrar al público que se asome a estas páginas. "Tolstoi, Víctor Hugo y tantos otros han contado grandes hazañas, pero creo que hay pocas tan épicas como cruzar el Estrecho y desembarcar en una orilla desconocida", explica.

    De paso, Daniel Ruiz García sugiere que nos detengamos un instante a pensar en la situación de lo que él define como "esclavos y esclavistas modernos", es decir, los inmigrantes clandestinos que están dispuestos a hacer cualquier cosa por conseguir su sustento y patrones sin escrúpulos que sacan provecho de la situación. "Pienso que, igual que existen placas tectónicas que modifican la configuración de los continentes, hay placas sociales que tienen sus puntos críticos, donde se producen colisiones", asevera. "En este sentido, el sur de España y el norte de África parecen condenados a sufrir choques continuos, mientras no se pongan en marcha políticas de integración efectivas".    

    "Cuando vas a Marruecos, te sorprende el predicamento que tiene España entre los más jóvenes. Hay un ideal de España y de Europa como algo que se anhela, mientras que aquí hay padres que llevan a sus niños a colegios privados para no educarlos con hijos de inmigrantes", concluye. 

    • 1