domingo, 17 febrero 2019
16:56
, última actualización
Cultura

David Bisbal: "El público sevillano está lleno de artistas"

El cantante almeriense, que se encuentra en su mejor momento de forma tras su reciente paternidad, regresa a España con el ‘Sin mirar atrás Tour’, una gira apoteósica por cuarenta ciudades del país en la que también recordará sus éxitos de siempre

el 27 may 2010 / 20:14 h.

Aunque hace tiempo que el almeriense es una estrella internacional, David Bisbal ha superado su propio techo. Ahora regresa a España para afrontar una gira que le llevará por cuarenta ciudades, y en la que desgranará los temas de su último disco, Sin mirar atrás (Warner), junto a viejos éxitos.

–Viene de actuar por América, París, Bruselas y Ámsterdam. ¿Cómo ha sido esa experiencia?

–Hemos hecho 33 conciertos y el de Roquetas de Mar [hoy] será el número 34, de modo que venimos más que rodados. Todo está preparado, lo único que vamos a hacer para diferenciar un poco el tour español es añadir algunos temas. Me apetecía incluir alguna balada, haré medleys (remezclas) para recordar los anteriores discos. No me quedo sólo en Sin mirar atrás.

–Trae toda la artillería de juegos de luces, sonido de última tecnología... ¿Es cada vez más difícil sorprender?  
–Creo que, además de ofrecer la calidad de sonido y de luz, tienes que sorprender musicalmen- te, llevando contigo a los mejores. Respeto a los artistas que saquen, qué sé yo, un dragón sobre el escenario, pantallas gigantes, etcétera. Todo eso está muy bien, pero me gusta que el show sea más musical, interactuar con la gente: eso es lo que aprendí en mis tiempos con la orquesta, y en eso sigo. ¿Tratar de hacer algo nuevo? Sí, siempre, pero sin volverse loco.

–Viene a Sevilla el día 30 de junio, de nuevo en el Auditorio Rocío Jurado. ¿Le impone volver a esta ciudad?

–Es verdad que para actuar en Sevilla, y en Andalucía en general, hay que estar muy preparado, porque el público está lleno de artistas. Quien más y quien menos canta que te mueres, todo el mundo entiende de música. Cuando cantaba en la orquesta canté en muchísimos sitios, en Los Rosales, en Carmona, y me gustaba muchísimo reconocer eso en la gente. No me asusta, todo lo contrario: me da alegría. Sí te pones nervioso cuando, actuando por ejemplo en Cádiz, aparece la Niña Pastori y te dice que viene a verte. Ahí puede que se te pongan flojas las patillas...

–Medio mundo está cantando ya su canción de Coca-Cola, que va camino de convertirse en el himno oficioso del Mundial de Suráfrica. ¿Quién se lo hubiera dicho hace tan sólo cinco o seis años?  

–Ni mucho menos lo habría soñado. Es muy emocionante pensar que la gente la ha adoptado como la canción de la afición. Estamos todos muy contentos con poder acompañar a la Copa del Mundo por tantos países y hacer cantar a tantísima gente.

–Al fin y al cabo, el deporte y la música son dos de las pasiones más emocionantes que tenemos...

–Sí, yo lo estoy disfrutando muchísimo, porque además la afición de la música es muy parecida a la del deporte. Imagínate, ahora estuve en Argentina, y en medio del público empezaban a levantar banderas de Chile, de Brasil, de España por supuesto, que nunca faltan... Es guapísimo.

–Todos los padres recientes que conozco llegan a trabajar agotados, con cara de no haber dormido mucho, ¿usted de dónde saca esas energías?

–No lo sé, la verdad es que estoy en un momento en el que me encuentro en forma. He hecho mucho deporte previamente, y eso me permite ahora recuperarme mucho más rápidamente de los conciertos y de los viajes... Y bueno, lo que ha venido a mi vida es algo que sólo puede hacerme sonreír.

–Usted sabe que mucha gente en España hará este año un esfuerzo extra para pagar la entrada a sus conciertos. ¿La crisis le da un valor diferente a la gira?

–Para mí tiene más mérito que nunca el hecho de que haya fans que sacrifiquen otros gastos para poder venir a verme. Quiero que todo el mundo sepa que soy conocedor de todo lo que pasa en mi país, llevo cuatro meses tratando de representarlo lo más dignamente posible por el mundo. Lo que más me preocupa es el desempleo tan bestial que estamos sufriendo, y que está afectando a toda la sociedad. No es que la situación revalorice mis conciertos, es el cariño de la gente el que siento multiplicado. Y por eso tengo que salir al 120 por ciento, a dejarme la piel sobre el escenario.

  • 1