Deportes

Davis no puede con Goliat y el Caja no estará en la Copa

el 13 ene 2011 / 22:00 h.

Tomas Satoransky (d), del Cajasol, lucha por el balón con Nikola Mirotic (c).

El Cajasol no estará en la Copa del Rey. La digna derrota ante el Real Madrid le puso el finiquito encima de la mesa, pero el despido se lo ha ido ganando a pulso cada vez que pisaba una cancha ajena. Es muy difícil entrar en el cupo de ocho que se jugarán en febrero en la capital de España el primer título de la temporada, y el equipo de Plaza, objetivamente, no ha estado a la altura.

No ha escatimado esfuerzos, el problema tiene más enjundia: no ha dado el nivel. No lo dio antes de la lesión de Calloway, tampoco supo ganar en Valladolid con la ayuda de Kirksay, los dos ausentes de ayer. Le falta dar ese paso que puntualmente realizó en algunos partidos en casa con cierta continuidad, una cualidad que echa mucho en falta respecto a la temporada pasada. La entrega hasta el último aliento chocó con la diferencia de calidad. El Cajasol aguantó en el partido contra toda lógica, o mejor dicho, con la lógica del único jugador que vestido de azul, era superior a sus oponentes. Paul Davis fue un gigante en la pintura aunque en el contexto global, no dejó de ser un David frente a Goliat. Porque a la postre, contra al talento inmenso que suman Mirotic, Tomic, Prigioni o Tucker, se necesitaba la artillería que no tiene este Cajasol, en el que Bullock perdió por KO el duelo de ex. Tucker estuvo sublime en los lanzamientos en suspensión y con sus triples el equipo de Messina sentenció.

Sin Kirksay, Plaza fue improvisando sobre la marcha en el puesto de alero. Confió en Sastre, pero probó también a Katelynas y finalmente llegó a Urtasun para frenar a un Carlos Suárez con mucha ventaja en los inicios. El Caja se fue haciendo poco a poco fuerte bajo su aro, frenando a Tomic, y logró remontar (4-10 a 14-12) la primera situación de escapada visitante. Luego se agarró al filón Davis (12 puntos en el segundo cuarto) y al único momento caliente de Bullock, picado con los triples de Tucker y Prigioni (26-36), para rehacerse por segunda vez antes del descanso (40-44), agradeciendo las pérdidas madridistas (11 al intermedio), la única grieta en el armazón blanco más allá de Davis.

La igualdad no dejaba de ser aparente, porque el trabajo local no servía para bajar los excelentes porcentajes de acierto del colíder: 69% en tiros de dos, 67% en tiros de tres, 4 rebotes más, 12 asistencias... En esos parámetros, con el Caja en un 1 de 6 en triples, la derrota era cuestión de tiempo, salvo que el Madrid se descuidara. Por intentarlo no iba a ser, incluso Davis empezó a gustarse, machacando el aro rival con varios alley-hoop preciosos, aunque si alguien no se descuida es Mirotic. El hispano-bosnio va para estrella grande, y junto aquella que el Caja descubrió para la ACB, Clay Tucker, apagaron la segunda ventaja local (48-47) en el marcador, equilibrado al inicio del último cuarto (64-65). Plaza había dado descanso antes a Davis, y cuando volvió no logró conectarse como antes. Y si no anotaba él, salvo con tiros libres, no anotaba ningún cajista. El que sí lo hizo, con fruición, fue Tucker, que terminó ovacionado por su otrora afición.


Ficha técnica
75 - Cajasol (18+22+24+11): Satoransky (6), Bullock (11), Sastre (5), Ivanov (3), Davis (28) -cinco inicial-, Popovic (5), Triguero (6), Cabanas (-), Urtasun (4) y Katelynas (7).

89 - Real Madrid (21+23+21+24): Sergio Llull (4), Tucker (26), Carlos Suárez (7), Velickovic (2), Tomic (14) -cinco inicial-, Prigioni (17), Felipe Reyes (-), Mirotic (19), Rodríguez (-), Sergi Vidal (-) y Fischer (-).

Árbitros: Mitjana, Bultó y Zafra. Eliminaron por cinco faltas personales al visitante Fischer (m.33).

Incidencias:
Partido de la vigésimo sexta jornada de la Liga ACB, penúltima de la primera vuelta, disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante unos siete mil espectadores.

  • 1