martes, 22 enero 2019
20:49
, última actualización
Deportes

De cabeza de ratón a cola de león

El Universidad de Sevilla de hockey hierba acaba el año de su retorno a la máxima categoría como colista. Aún confían en lograr la permanencia

el 06 ene 2015 / 17:00 h.

Sevilla 16 11 2014: Hockey hierba.Foto: J.M.Paisano Una jugadora del Universidad de Sevilla corre tras la bola. Foto: Paisano Isidro Díaz/ Alfredo Guardia El Universidad de Sevilla de hockey hierba femenino ha tocado la cima y la sima en 2014. El punto álgido de una excelente temporada se vivió en mayo con el anhelado e histórico ascenso a la División de Honor, la máxima categoría nacional de este deporte. Se ponía la guinda a una espectacular campaña en la que el equipo obtuvo catorce victorias y una sola derrota, marcando 54 tantos a favor y recibiendo sólo catorce en contra. Una década después el equipo universitario volvía a la élite del hockey. Tras ese momento “hubo un antes y un después”, reconoce Diego Cabeza, el entrenador del equipo. El Uni marcha colista sin haber logrado aún ninguna victoria y el objetivo de la salvación se ha convertido en un reto casi inalcanzable. El técnico de las universitarias tiene muy claro el porqué de esa mala situación en la tabla: “El equipo ha tenido mala suerte. No tengo nada que objetar en cuanto al esfuerzo de mis jugadoras. Ningún conjunto nos ha dominado claramente y los resultados han sido muy ajustados. Todo se debe a la mala puntería y aquí soy yo el máximo responsable”. Además de la falta de acierto, Cabeza también atribuye el puesto que ocupan actualmente en la Liga a que “los arbitrajes fueron desastrosos, aunque pueda sonar a excusa”. En el vestuario del equipo la moral está bajo mínimos. Tras una temporada impecable en la que las derrotas brillaron por su ausencia, la tendencia ahora es diametralmente opuesta. “Estamos pagando la novatada y nos está costando mucho adaptarnos a la nueva categoría. Entrenamos durísimo, pero nuestro trabajo no se está traduciendo en resultados positivos hasta el momento. Hemos tenido partidos igualados y que hemos podido ganar, sin embargo por unas cosas u otras, no ha habido manera”, comenta Marina Cebrián, una de las capitanas del equipo. La División de Honor femenina no se reanudará hasta el 31 de marzo. Dos meses de parón que pueden ser muy beneficionsos para el equipo.

  • 1