Local

De Cospedal acusa ahora a Zapatero de recortar las libertades

La dirigente del PP vuelve a cargar duramente contra los socialistas, pero esta vez sin mencionar el espionaje, ya que pronto tiene una cita con el juez por esas acusaciones.

el 15 ene 2010 / 20:49 h.

TAGS:

María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP.

El próximo 17 de febrero, María Dolores de Cospedal habrá de comparecer ante el juez en una vista de conciliación en virtud de una denuncia interpuesta por un colectivo ciudadano por acusar al PSOE de juego sucio de espionaje. Desde que tuvo noticia de ello, la secretaria general del PP ha evitado repetir las graves acusaciones, si bien no ha dejado de arremeter contra los socialistas y el Gobierno.

Ayer lo hizo de nuevo y acusó al Ejecutivo de "manipular las instituciones", de potenciar la "inseguridad jurídica" en España, y en consecuencia la "inseguridad económica", y de "recortar claramente las libertades". La número dos de los populares, en la inauguración de la XV reunión interparlamentaria de su partido en Palma de Mallorca, insistió en sus duras críticas contra Zapatero y aseguró que el presidente ha concebido y planificado todas sus políticas con el fin de "dividir a los españoles".

A su juicio, y a modo de ejemplo, De Cospedal citó el caso Faisán sobre un supuesto chivatazo a ETA para advertir de una operación antiterrorista, del que el Gobierno -según ella- "no quiere que se sepa la verdad". Al mismo tiempo, dijo, el Ejecutivo pretende "intervenir las páginas web" y practicar un uso ilegal del sistema de interceptación de comunicaciones Sitel.

De Cospedal opinó que el líder del Ejecutivo ha llevado a los españoles a una "grave" crisis económica y social. A su juicio, se trata de "un grave atentado a los intereses de España lo que está haciendo todos los días". La dirigente popular acusó también al gabinete socialista de querer tener "capacidad de intervención absolutamente en todo", algo que, a su juicio, responde a "la estrategia del Gobierno de imponer en España un modelo distinto".

Sobre el caso Gürtel, aseguró que ha habido un "acoso político por parte del Ejecutivo muy importante", ya que, según dijo, se ha "puesto en tela de julio" la presunción de inocencia de miembros del Partido Popular e incluso se ha cuestionado la "honorabilidad" de su formación.

La número dos del PP afirmó además que su partido tiene un proyecto para todos los ciudadanos "con independencia de su filiación política" mientras que los socialistas "tienen un proyecto que trata de dividir a la sociedad española con el fin de mantenerse en el poder". La secretaria general de los populares señaló que éste es "un momento clave" para ellos, en el que "hay que responder con audacia, vigor y seguridad", y añadió que el PP sabe "lo que hay que hacer sin aspavientos ni retóricas" porque lo hizo "en el pasado y es capaz de volverlo a hacer".

Mientras que De Cospedal hablaba así, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, tampoco escatimaba en críticas al presidente del Gobierno. Ayer le acusó de estar tan dispuesto a gastar dinero que hasta ya "gasta sus principios", y así, "se ha convertido en la versión moderna de Obama bien vale una misa".

De esta manera, Sáenz de Santamaría censuró que el Gobierno gaste 20 millones de euros en la cartelería del plan E para el presente ejercicio. Además, añadió que con tal de gastar, Zapatero hasta es capaz de acudir a Estados Unidos y verse con el presidente, Barack Obama, en el cónclave que organiza anualmente un grupo conservador-cristiano.

La portavoz popular denunció también "la fast política" del jefe del Gobierno español. "Es como la fast food [comida rápida], muchas calorías y pocas vitaminas", dijo, para concluir que la rectificación se ha erigido en el "manuel de estilo" del Ejecutivo debido a la sucesión de errores de los últimos meses.

  • 1