Deportes

De Finidi a Jorge Molina

Jorge Molina consiguió el sábado el primer triplete de un jugador del Betis en casa en muchísimo tiempo. El último había sido obra de Finidi en 1997.

el 14 nov 2010 / 20:35 h.

Jorge Molina celebra el 2-1.

Los béticos disfrutaron el sábado de algo que hacía mucho tiempo que no se veía en el estadio de La Palmera. No se trata de la victoria de su equipo, que este año los ha mal acostumbrado a los triunfos. Se trata del triplete de uno de sus futbolistas. Jorge Molina convirtió los tres tantos del conjunto de Pepe Mel frente al Xerez y permitió que los aficionados que acudieron al Villamarín contemplasen un hito inédito desde hacía trece años. La última vez que un jugador del Betis marcó tres goles en Heliópolis fue el 7 de diciembre de 1997, ante el Tenerife (3-0), y su autor fue ni más ni menos que Finidi George. Lo que son las cosas: el nigeriano se sentó el sábado en el palco y por tanto vio cómo Jorge Molina seguía su ejemplo.

Desde aquella tarde de diciembre, sólo tres futbolistas verdiblancos han sido capaces de convertir tres tantos en un mismo partido, aunque todos lo hicieron fuera de casa: Gastón Casas lo consiguió el 11 de septiembre de 2002 en un 0-3 ante el Jerez de los Caballeros en la primera ronda de la Copa del Rey (los tres a pase de Denilson); Ricardo Oliveira el 13 de febrero de 2005 en aquel famoso partido de San Mamés que terminó 4-4; y Dani el 5 de febrero de 2006 en La Romareda, aunque su equipo perdió por 4-3 (de hecho, ya caía 4-0 a los veinte minutos de juego).

En cuanto a los tripletes caseros, poco antes que Finidi lo logró el gran Alfonso Pérez Muñoz en otro encuentro emblemático de la historia reciente del Betis, el 3-2 ante el Atlético de Madrid en la campaña 96-97 (9 de marzo de 1997). Una semana después, el getafense logró su segundo hat trick consecutivo, esta vez en el campo del Rayo (0-4). Un poco antes, el 15 de enero, Sabas también hizo tres en uno en casa, en un partido copero frente al Granada (3-0). No fue la primera vez del menudo delantero madrileño: el 3 de marzo de 1996 también fue el único protagonista de una gran victoria sobre el Valencia (3-0).

Los tripletes verdiblancos en Segunda no son muy habituales. El último data de hace casi dieciocho años, del 10 de enero de 1993. El protagonista fue Cuéllar en la Nova Creu Alta frente al Sabadell (1-3). Su compañero de delantera, por cierto, era Mel.

MOLINA: "¿ANSIEDAD? NO". Jorge Molina no es consciente de  todos estos datos, obviamente, pero el desconocimiento no disminuye la alegría. "Tenía muchas ganas de marcar, vengo de salir de una lesión y de jugar un par de partidos y los goles siempre dan mucha confianza a un delantero", reconoce el ariete, cuyo reencuentro con el gol nació a partir de un penalti con intrahistoria: "Los penaltis los tira Rubén, pero le dije que me dejara tirarlo y me dejó", relata Jorge.

El triplete le llega al atacante en el momento ideal, justo después de las claras ocasiones falladas en Vigo y Zaragoza. Pero de ansiedad por su parte, nada de nada. "Sí que me da rabia no marcar si tengo ocasiones, pero tampoco es ansiedad", aclara. Tras disipar las sombras con tres goles como tres soles, Jorge se coloca con cinco dianas y una media de una cada 54 minutos. ¿Será capaz de batir su récord de 26 con el Elche? "Tengamos tranquilidad, el año pasado fueron muchos goles y ojalá pueda superarlo, pero será difícil", responde Jorge Molina, más alucinado por la afición que por sus goles: "La gente es un espectáculo. Jugar aquí es una locura, hasta de visitante te creces. Los ánimos te dan un plus. Si alguien puede tener euforia es la afición, es la que tiene que disfrutar y pasárselo bien", dice.

SU PRIMER TRIPLETE EN SEGUNDA. Jorge Molina no marca de uno en uno desde que está en el Betis. Sus cinco goles son el resultado del doblete que obtuvo frente al Granada en la jornada inaugural y el triplete que hizo anteayer frente al Xerez. El alcoyano, en realidad, está acostumbrado a actuar así. En el Elche, la pasada campaña, logró cuatro dobletes, dos de ellos en los enfrentamientos contra el Betis (dos de penalti en el Martínez Valero y otro de penalti más un buen derechazo en Heliópolis), y cerró su temporada con cuatro goles de golpe frente a la Real Sociedad en la última jornada (4-1). En su otra incursión en la categoría de plata, en el Poli Ejido en la 07-08, Jorge Molina sólo atinó a hacer un doblete frente al Numancia. Así pues, el del sábado ante el Xerez es su primer triplete como futbolista de Segunda. Su objetivo más inmediato ahora será marcar un gol con el Betis fuera de casa.

  • 1