Local

De Gala con la Guardia Civil

La Benemérita celebra la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar, en un acto en el que se condecoró a López Garzón y a los agentes que evitaron la fuga de etarras de la cárcel de Huelva

el 12 oct 2011 / 18:35 h.

TAGS:

Desfile militar celebrado ayer en la Comandancia de la Guardia Civil en Montequinto por la festividad de la Virgen del Pilar, patrona de la Benemérita.

Autoridades civiles, judiciales, policiales, militares... y, sobre todo, familiares y amigos de los agentes que forman parte de la Comandancia de la Guardia Civil en Sevilla celebraron ayer la festividad de la Virgen del Pilar, patrona de la Benemérita, en el acuartelamiento de Montequinto. Abanico y cámara de fotos en mano, un público entregado fue testigo excepcional de la entrega de las condecoraciones de este año de la Benemérita. El exdelegado del Gobierno en Andalucía Juan José López Garzón tomó la palabra -tras recibir la Cruz de Plata de la Orden del Mérito de la Guardia Civil- en representación de las personas y entidades condecorados. Entre ellos, los agentes que evitaron la fuga de presos etarras de la cárcel de Huelva el pasado año; Javier Carretero, magistrado del juzgado de instrucción número 1 de Sanlúcar la Mayor (el instructor del caso de la Juliana), y la Hermandad Matriz de Almonte, que recibió el Tricornio de Gala de manos del general jefe de la IV Zona, Laurentino Ceña.

Al acto, presidido por el delegado del Gobierno en Andalucía, Luis García Garrido, no faltaron el consejero de Gobernación y Justicia de la Junta, Francisco Menacho; el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés; y el alcalde, Juan Ignacio Zoido, acompañado por los ediles Juan Bueno, Javier Landa y Demetrio Cabello.

Garrido destacó en su discurso que desde 2004 creció un 26% el número de guardias civiles en la comunidad, hasta los 15.509 agentes, mientras que en Sevilla pasaron de 2.333 a 2.924, un 20% más en esos siete años.

Tras recordar que la Guardia Civil realiza una labor "compleja" en la región por ser frontera Sur de Europa, defendió su "eficacia, profesionalidad y tesón" y tuvo un sentido recuerdo para los agentes de la Benemérita heridos o fallecidos en actos de servicio en España, y de forma especial, para el agente Carlos David Lapaz Ruiz, del destacamento de Tráfico de Baza, que fue atropellado tras dar el alto a unos narcotraficantes en la A-92 en octubre. García Garrido aplaudió la labor de los agentes de Tráfico -en los nueve primeros meses de 2011 se registraron 191 fallecidos en las carreteras andaluzas, un 6,8% menos que en el mismo periodo del año pasado- y, entre otros, de los que ejercen en el ámbito rural.

Por su parte, el general jefe de la IV Zona, Laurentino Ceña, resaltó que los guardias civiles "deben sentirse orgullosos de lo que son y lo que hacen", ya que "siempre anteponen su espíritu de ayuda". Tras recordar lo ocurrido en agosto de 1996 en el camping de Biescas (Huesca), donde 87 personas perdieron la vida tras una inundación de la que fue testigo y donde la Benemérito fue "punto de referencia", tuvo palabras para los galardonados.

Entre ellos, para López Garzón quien se mostró convencido de que "la naturaleza civil de la Policía Nacional y la militar de la Guardia Civil se complementan". No obstante, precisó que esa naturaleza militar "no puede estar reñida con el respeto de los derechos de los guardias civiles", dijo López Garzón antes de dedicar palabras de agradecimiento "a los 15.000 guardias civiles" que trabajaron en Andalucía en su mandato.

  • 1