Local

De Guindos replica a Abengoa que sin reforma la luz subiría un 40%

El ministro alude a la necesidad de atajar el déficit tarifario tras la denuncia de la firma.

el 21 oct 2013 / 21:18 h.

TAGS:

economia espa?olaAnte un auditorio de empresarios y financieros, y respaldado por la plana mayor del PP en Sevilla y Andalucía, el ministro de Economía, Luis de Guindos, solo se vio en la tesitura de contestar a una pregunta sobre economía local tras su conferencia sobre la situación de España que impartió ayer el club Antares. La que formuló un comensal sobre Abengoa, referente sevillano en industria termosolar, que ha llevado al Gobierno ante los tribunales por el recorte de primas y ha solicitado el arbitraje internacional por la inseguridad jurídica que este proceder le ocasiona en sus negocios, tal y como publicó este periódico el pasado domingo. Su duda, saber la opinión del ministro sobre si esta inseguridad jurídica puede provocar una fuga de empresas. Luis de Guindos replicó que, “independientemente de que los intereses sean diversos”, en velada referencia a la pérdida de ingresos de Abengoa por la tijera en las primas de las energías renovables, “en España tenemos un problema que es el déficit de tarifa porque los ingresos del sistema no cubrían los costes”. Así, defendió que ante esta tesitura –el déficit tarifario se situará solo en este año entre 2.500 y 3.000 millones de euros– el Ejecutivo tenía dos opciones: “o subíamos un 40 por ciento la tarifa de la luz o actuábamos sobre los costes del sistema”. Finalmente, optaron por este último aspecto, si bien acompañada de una subida en el recibo de la electricidad. A su juicio, poner freno al déficit de tarifa se considera “otra reforma estructural más” de las emprendidas por España para reducir sus graves desequilibrios. El ministro de Economía, Luis de Guindos, fue el encargado de inaugurar el curso académico de la Fundación Antares, en la que anticipó que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que se hará pública este jueves, revelarán “creación de empleo y reducción del paro” en el tercer trimestre del año. Además, incidió en que España “ya ha salido de la recesión técnica” y ha emprendido el camino de la recuperación, basándose en los buenos datos de las exportaciones y en el regreso del interés de los inversores en el país, aunque siempre moduló su discurso hacia la cautela. Sobre uno de los temas más sensibles para los ciudadanos, los impuestos, el titular de Economía insistió en la idea trasladada ya por el Gobierno, que en 2014 estaremos “ya en condiciones de bajadas potenciales de impuestos” después de que la prioridad de estos años se haya centrado en reducir el déficit público –y que implicó varias subidas impositivas como el IRPF y el IVA–. En esta línea, indicó que la reforma fiscal se orienta hacia revertir las alzas en el impuesto de la renta y beneficiar a las que fueron más penalizadas, precisó. Además, mencionó los impuestos del ahorro y el de Sociedades como susceptibles de rebaja. Eso sí, el IVA no se toca, aseguró, “porque ya estamos en la media europea”. Si hubo un mensaje que repitió hasta la saciedad ése fue sin duda que España está hoy mucho mejor que hace año y medio, cuando todo hacía pensar que estaba abocada al rescate y no había reunión del G-20 en la que no tuviera que dar explicaciones de su situación. Hoy, por contra, “la banca es solvente” –sin la reforma financiera no habría recuperación económica, dijo– y los inversores institucionales nos miran con otros ojos. “Somos más competitivos”, precisó, aunque sea a costa de devaluar los costes salariales, precisó. Sobre las declaraciones del presidente del Santander, Emilio Botín, en las que afirmaba que “llegaba dinero a España de todas partes”, De Guindos se limitó a decir que han cambiado “las circunstancias de financiación de la economía española”, lo que ejemplificó con el comportamiento de la bolsa –en máximos–, de la deuda, las inversiones en el sector del automóvil y las compras de activos inmobiliarios por parte de inversores institucionales. Tampoco se mojó cuando fue requerida su opinión sobre la última propuesta del Instituto de Estudios Económicos (IEE), vinculado a la patronal CEOE, para retrasar la jubilación a los 70 años y recortar las prestaciones por desempleo. “El Gobierno tiene su hoja de ruta perfectamente definida”, zanjó.

  • 1