viernes, 14 diciembre 2018
06:59
, última actualización
Cultura

De la araña ‘Mamᒠdel Guggenheim al sexteto ‘Kaiolan’

El compositor vasco ha sido el profesor de la Cátedra Manuel de Falla de la Junta en 2014. El sello Verso acaba de publicar además un disco monográfico, ‘Kaiolan’, con su obra.

el 18 ene 2015 / 11:45 h.

TAGS:

El compositor Gabriel Erkoreka, en una imagen de archivo. / G. Vivien El compositor Gabriel Erkoreka, en una imagen de archivo. / G. Vivien

Todo aquel que haya visitado alguna vez el Museo Guggenheim de Bilbao habrá conocido a Mamá, esa inmensa y tenebrista araña esculpida por Louise Bourgeois que da la bienvenida junto a su antagonista, el muy colorista perrito Puppy, de Jeff Koons. El compositor vasco Gabriel Erkoreka escribía en 2010 el sexteto Kaiolan –En la jaula, en euskera–, obra inspirada por el arácnido que conoce ahora su grabación en un reciente disco monográfico del sello Verso.

Se da la circunstancia además de que Erkoreka ha sido, en 2014, profesor de la Cátedra Manuel de Falla que convoca la Junta de Andalucía, trabajando intensamente con jóvenes creadores y con la formación sevillana Taller Sonoro. Otro conjunto, el, en minúsculas denominado, ensemble recherche (ensemble búsqueda, toda una declaración de intenciones) es el que asume las siete piezas albergadas en el nuevo registro. «Ellos tenían la idea de hacerme un retrato, por eso el disco contiene obras diseminadas en el tiempo, de Krater (1994) a Pyrite (2011), combinando páginas para conjunto y para solista», detalla el músico.

La evocación está presente muchas veces en su catálogo. «Recurro a imágenes concretas como pretexto, para invocar sensaciones y dar pistas a los oyentes», reconoce. La relación del compositor con el público no se limita a la de su propia obra, siendo además programador del Ciclo de Música Contemporánea que la Fundación BBVA organiza en Bilbao. «Tenemos lista de espera para cada concierto porque, combinando programas de mayor o menor dificultad, hemos creado una gran afición por la música contemporánea», afirma orgulloso.

Alumno de, entre otros, Carmelo Bernaola, Gabriel Erkoreka se mantiene siempre atento a la música de raíz. «Me he inspirado en músicas tradicionales de diferentes lugares, desde luego en el folclor vasco o en el flamenco, pero también tengo obras basadas en el oboe armenio o en el didgeridoo australiano». O, como el caso de Muraiki –recogida en el disco Kaiolan– relacionada con el shakuhachi japonés. Músicas, las de Erkoreka, siempre inquietas y en constante evolución que precisan reiteradas, atentas y recompensadoras escuchas

  • 1