Local

De la cepa a la copa

La primera pisa de la uva es uno de los actos más importantes de la feria de Villanueva del Ariscal, una localidad de gran tradición viticultora que se resiste a dejar que las cepas desaparezcan con el ladrillo. Se anuncia buen mosto para este año.

el 15 sep 2009 / 11:23 h.

TAGS:

La primera pisa de la uva es uno de los actos más importantes de la feria de Villanueva del Ariscal, una localidad de gran tradición viticultora que se resiste a dejar que las cepas desaparezcan con el ladrillo. La graduación del mosto de este año anunció un buen caldo.

Desde hace 55 años Villanueva del Ariscal celebra su fiesta de la vendimia y reivindica su puesto como una de las localidades punteras en la ruta del mosto del Aljarafe, donde el zumo de la uva es un bien apreciado y "muy demandado", matiza el capataz mayor, Antonio Borrego, que lleva más de 36 años entre cepas.

Frente a San Ginés, patrón de viñadores y bodegueros, los capataces infantiles entraron descalzos en la tina para aplastar los frutos. Borrego apartó los bosquejos y sacó la primera jarra de mosto que se presentó al patrón y, según la tradición, fue bendecida por el párroco del pueblo.

Los asistentes aguardaron en silencio hasta que Borrego anunció los grados que tendrá el mosto este año. 11,75. La cifra recibió aplausos, augura un buen caldo. "En frío es una buena graduación de azúcar, que subirá hasta 12 en los lagares, por el trasiego. Sí, está muy bien para la uva que estamos utilizando, la garrida", explica Borrego, quien se lanza a detallar el proceso: "Esto es zumo de uva hasta que no sufra la transformación de la fermentación luego, como decimos aquí: 'En San Andrés, vino o vinagre es'. Ahora le toca fermentar en la bota durante 60 días, que el azúcar se convierta en alcohol, y ya tenemos un mosto de 12 grados y pico".

Entre el otoño y el invierno es el mejor momento para degustar el caldo pero si se hace caso a la experiencia, el capataz mayor tiene un secreto: "lo mejor es probarlo en diciembre". De la experiencia es de lo que se aprende.

Por eso, desde enero, el equipo de gobierno municipal PSOE) y la Consejería de Empleo impulsan el proyecto Baco, "para potenciar los viñedos y dar formación para que esta tradición no se pierda", explica Wenceslao Pinto, concejal de Fiestas Mayores.

Además, el proyecto culminará con la construcción del Museo del Vino que acogerá todo el proceso desde la cepa para conseguir un buen mosto.

  • 1