martes, 11 diciembre 2018
09:20
, última actualización
Deportes

De la gloria de Pirri a la obligada transición

Antonio Martínez Almagro es uno de los nombres que suena con más fuerza para tomar las riendas de la UD Morón. Quini y Santizo, en la agenda.

el 14 ene 2015 / 13:02 h.

Dicen que uno no valora lo que tiene hasta que lo pierde. Y el municipio de Morón no ha tardado ni 24 horas en lamentarse por no haber podido frenar el adiós de Antonio Rivera, Pirri. Un técnico que logró lo que nadie consiguió en la entidad aruncitana. Llegó en la 2011-12 con el equipo prácticamente en coma en la antigua Preferente –9 puntos en la segunda vuelta– y lo mantuvo con vida hasta la penúltima jornada, pero un gol del Pedrera en el minuto 95 (1-1) evitó lo que hubiese sido un auténtico milagro. Tras ello, dos años necesitó el preparador moronense para conseguir dos ascensos consecutivos y lograr el salto a Primera Andaluza como campeón de la máxima categoría provincial, algo que nadie había conseguido hasta entonces, ya que la otra andadura del club en la categoría autonómica fue con motivo de la creación de la misma y gracias a su séptima plaza. Esta temporada, pese a ser un recién ascendido, tanto el técnico como el club se marcaron el objetivo del ascenso a Tercera División y, si no hubiesen perdido aquellos seis puntos por alineación indebida, serían primeros en el grupo II. Y todo a base de trabajo y dedicación plena al club para tener contenta a una exigente y recelosa plantilla que tuvo un sinfín de discrepancias con el técnico durante las dos últimas campañas. Ahora, el club asume que vienen curvas, porque la situación económica ha cambiado radicalmente. Aunque esta semana será Antonio Navarro, Chachi, quien lleve las riendas del equipo, el ejecutivo ya está sondeando el mercado. Suena con fuerza el moronense Antonio Martínez Almagro. Quini, ex del Paradas, y Santizo, del Torreblanca, en la agenda.

  • 1