Local

De Lengua se aprende política

El diagnóstico en lingüística incide en el debate sobre el habla andaluza

el 28 abr 2010 / 19:57 h.

TAGS:

La última prueba de diagnóstico, de Conocimiento del Medio, se celebra hoy en Primaria y ESO.

Al conectar el audio en los institutos de ESO se escuchó la letra de El club de las mujeres muertas, una canción sobre el maltrato escrita por un asturiano, Víctor Manuel, pero pronunciada en andaluz. Fue el primer ejercicio que ayer realizaron los alumnos de 2o de ESO (13 años) en el marco de las pruebas de diagnóstico en lingüística, de las que se examinaron 200.700 estudiantes.

Se les preguntó a los alumnos por el significado del audio y sobre "la forma de expresarse" del lector, y después les pidieron su opinión sobre dos ideas: Una: "En otras regiones, como Galicia o Castilla-León, se habla mejor que en Andalucía porque aquí se pronuncia de forma diferente". Y dos: "En Andalucía hablamos con un acento distinto al del resto de España, lo que no quiere decir que hablemos ni mejor ni peor".

En algunos institutos, los profesores que vigilaban las pruebas no entendieron para qué servía esta pregunta porque "no mide la comprensión lingüística sino un estado de opinión sobre un asunto político". En esto coinciden con algunos lingüistas especialistas en habla andaluza consultados por El Correo. "Estas preguntas son irrelevantes desde el punto de vista lingüístico. Explotan un estereotipo que se repite sin crítica, y si los jóvenes están fallando en lo básico, que es la comprensión oral y escrita, es absurdo enfocar el problema desde lo ideológico (la identidad del andaluz)", dice Antonio Narbona, catedrático de Lengua en la Hispalense y autor del libro La identidad lingüística en Andalucía, del Centro de Estudios Andaluces.

No es la primera vez que la Junta aborda el problema del andaluz en la prueba de comprensión: en cursos anteriores se eligió una canción de Andy y Lucas también sobre el maltrato. "El problema de los jóvenes no es la pronunciación sino la incapacidad de entender un texto. Aquí presentan un juego ideológico sin sentido, porque hemos llegado a un nivel de autoestima que lo hace innecesario", dice el catedrático de Lengua, Rafael Cano. Además, la audición generó desconcierto en algunos chicos, porque "aún no tienen la edad para asimilar qué diferencia hay entre la forma de hablar en Andalucía y Galicia, y menos analizar si es bueno o malo más allá de decir: lo mío es lo mejor", opinaban algunos docentes.

Para otros estudiantes, traducir el andaluz del audio a expresión escrita supuso un problema, "porque transcriben lo que oyen y a veces cometen faltas". Narbona cree que no hay relación entre escuchar una pronunciación andaluza y cometer faltas ortográficas -"podría pasar con un acento castellano"-, y que los errores se deben al escaso nivel de lectura de los jóvenes. Pero a raíz de que algunos profesores sí lo piensan, Narbona se pregunta por el tipo de andaluz de la audición: "No es lo mismo el de Jaén que el de Sevilla, no se puede generalizar ni simplificar. Si hubo ceceo, quizá a los alumnos les chirrió y no se concentraron en el significado de la audición", dice.

De la prueba de audio se extraen conclusiones sobre la comprensión oral y de la expresión escrita. En los diagnósticos anteriores, Educación descubrió aquí, con cierta alarma, el por qué de los bajos rendimientos de los alumnos. "Si no entienden lo que les explica el profesor, no pueden aprobar ni asimilar la lección, explicaron entonces.
Las pruebas de Lengua también incluyen un cómic de Maitena sobre la edad del pavo, una fábula infantil y un chat con el tenista Rafa Nadal. Las preguntas tratan el contenido gramatical y el uso del lenguaje.

  • 1