Cultura

De nuevo se mascó la tragedia en Pamplona

El día en que se daba sepultura en Alcalá de Henares al joven fallecido Daniel Jimeno tenía lugar un violento encierro que a punto ha estado de cobrarse dos vidas. Los miura protagonizaron ayer el encierro más largo y uno de los más peligrosos.

el 16 sep 2009 / 05:36 h.

El día en que se daba sepultura en Alcalá de Henares al joven fallecido Daniel Jimeno tenía lugar un violento encierro que a punto ha estado de cobrarse dos vidas. Los miura protagonizaron ayer el encierro más largo y uno de los más peligrosos.

El peligro que los miura pusieron al sexto encierro de los Sanfermines, con cuatro heridos por asta, dos de ellos en la UCI, hizo que se mascara la tragedia en Pamplona, sobre todo cuando 'Ermitaño', un toro cárdeno de 575 kilos, rezagado en el encierro, se ha cebado con un corredor ya en la recta final del recorrido, en la entrada a la plaza.

Después de medio minuto que por lo terrible de la situación ha parecido eterno, el corredor, un pamplonés de 44 años, se encuentra en la UCI en estado muy grave a causa de una cornada en el tórax, aunque también ha sido alcanzado por un asta en la parte posterior del muslo izquierdo y golpeado en repetidas ocasiones por el animal, que además le ha volteado, empotrado con violencia contra la pared del callejón y casi desnudado.

Pero no es éste el único corredor del encierro que se encuentra "muy grave" y en la UCI, ya que poco antes, en el tramo de Mercaderes, un vecino de Calahorra (La Rioja), J.G.A., de 56 años, era embestido por 'Dondequiera', un castaño bragado de 590 kilos que le ha provocado con su asta una herida penetrante en el cuello con trayectoria ascendente.

Hasta los hospitales llegaron además otros dos heridos por cornada: A.T.S., de 32 años y procedente de Madrid, que fue alcanzado en un muslo; y P.A.I., pamplonés de 51 años, herido en un brazo, mientras que un joven inglés, R.T., de 21, fue atendido en este caso con un varetazo en la zona lumbar.

El resto de atendidos en los hospitales, seis más, presentaban diversos traumatismos, contusiones y erosiones, aunque ninguno está grave.

Sin embargo, la cifra total de personas asistidas tras el encierro ha superado las 50, aunque a la gran mayoría le ha bastado con la atención en los puestos de Cruz Roja instalados en el recorrido. Unas asistencias sanitarias que han redoblado esfuerzos en las últimas horas por la llegada de miles de personas para disfrutar aunque sólo sea brevemente de los Sanfermines, lo que ha obligado también a los agentes de seguridad y al personal de limpieza a incrementar su actividad.

De los atendidos en encierros anteriores, el estadounidense de 66 años con hemoneumotórax y contusión pulmonar evoluciona favorablemente, y los otros dos corredores heridos en el encierro de anteayer por diversos traumatismos han recibido ya el alta.

  • 1