Deportes

De poder golear a salir cabizbajo

El Sevilla pierde su primer partido de Liga tras dar vida y dejarse remontar ante un Granada al que salvó su meta Roberto (1-2).

el 31 oct 2011 / 23:04 h.

Manu del Moral, junto al meta Roberto.

La condición de invicto ya es historia. Nueve jornadas después de arrancar el campeonato, el equipo de Marcelino dobló la rodilla. Lo hizo ante el colista, ante el tercer farolillo rojo al que se enfrentaba y que, como sucedió con Sporting y Racing, aprovechó la falta de acierto y las temibles lagunas del Sevilla para crearle serios problemas; tantas esta vez que al final acabó derrotándolo, pese a que no mereció perder. Hace unos días Toño salvó al Racing y ahora es Roberto quien salva al Granada. No sólo Javi Varas gana partidos.

En cualquier caso, encajar dos goles ante un rival que había logrado esa misma cifra en las nueve jornadas precedentes, y encima dejándose remontar, es para analizar muchas cosas. Al Sevilla lo mata su falta de control de los partidos. Frente al Granada creó hasta trece claras ocasiones de gol y sólo transformó una. Para colmo, los porteros se reinvidican ante el Sevilla, que ayer pudo golear y al final se fue cabizbajo, tras pagar caro su debilidad a la hora de defender a un adversario sin gol que hizo dos y pudo anotar alguno más.

Y eso que al Sevilla le bastaron 38 segundos para poner el partido a su favor. La gente buscaba su asiento cuando Jesús Navas desbordó con un gran autopase, Mainz despejó en corto su centro y Manu aprovechó el posterior rechace del portero a disparo de Cáceres para marcar el 1-0. Empezaba así lo que fue una auténtica ofensiva. Trochowski -de falta desde la frontal- y Manu -a quien Roberto impidió celebrar su segundo tanto en una contra lanzada por Kanouté- pudieron dejar encarrilado el partido en sus primeros diez minutos. Fue de lo mejor que se le ha visto al Sevilla esta temporada.

Todo estaba de cara con ese gol tempranero. Sin embargo, el control del partido pasó a manos del Granada incomprensiblemente. En su afán de hacer daño al contragolpe, los nervionenses pecaron de precipitación. Intentaron llegar al área con dos o tres pases, y esto les llevó a regalar la pelota en exceso. Uche avisó cabeceando alto un saque de falta. Dos minutos más tarde, Javi Varas voló para evitar que Abel pusiera el balón en la escuadra de libre directo. Acto seguido, Cáceres cortó in extremis un pase de gol a Íñigo.

No se entiende esta forma de desaparecer del partido. Frente a un rival sin gol, el Sevilla cedió metros y ocasiones con facilidad. Encomendado al contragolpe y a los disparos lejanos, poco a poco se fue diluyendo. Lo ha dicho muchas veces Marcelino: al equipo le falta dar un alto nivel de juego durante todo el partido, todo. Comenzó fuerte ante el Granada, marcando y creando ocasiones clarísimas, pero luego desapareció. Le cuesta un mundo administrar la pelota.

Kanouté y Fernando Navarro regresaron tras cumplir sanción y Rakitic se hizo un hueco en el once titular. Poco a poco, el croata va teniendo minutos, pero le falta mucho para ser el que fue la pasada campaña. Trochowski, con Perotti lesionado, se situó en la izquierda. Es la solución para el técnico a día de hoy.

ESTRELLADOS UNA Y OTRA VEZ. Kanouté se quedó en el banquillo tras el paso por vestuarios debido a unas molestias. Armenteros entró en su lugar y se situó en punta junto a Manu. Una delantera impensable cuando comenzó la temporada. El jiennense da la cara, lucha, se ofrece, intenta crear juego y hasta hace goles. Esta vez marcó uno y tuvo varios más. Pero, al igual que el resto de sus compañeros, se estrelló en Roberto. El portero del Granada hizo de Javi Varas para salvar a su equipo una y otra vez. Espectacular su partido ante un Sevilla que había reaccionado.

Y pasó lo que no debía. Geijo aprovechó un rechace del larguero a disparo de Ighalo -salió en la segunda parte y revolucionó a todos- para empatar. Poco antes, Uche había fallado lo infallable bajo palos. El partido se convirtió en un correcalles. Salió Luis Alberto y en cuestión de un suspiro pudo dar la victoria al Sevilla, pero el portero sacó con el pie su disparo. No había manera de batirle. Para desgracia nervionense, Mikel Rico hizo el 1-2 en un nuevo ataque del Granada. Ver para creer la forma de perder el partido.

- Ficha técnica:

1 - Sevilla FC: Javi Varas; Martín Cáceres, Spahic, Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Medel, Rakitic, Trochowski (Luis Alberto, m.83); Del Moral y Kanouté (Armenteros, m.46).

2 - Granada CF: Roberto; Nyom, Mainz, Íñigo López, Siqueira; Abel Gómez (Moisés, m.92), Fran Rico, Mikel Rico, Mollo (Jara, m.62); Uche (Ighalo, m.78) y Geijo.

Goles: 1-0, m.1: Del Moral. 1-1, mM.78: Geijo. 1-2, m.89: Mikel Rico.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó al visitante Siqueira (m.06) y al local Medel (m.28).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 38.000 espectadores, entre ellos medio millar de seguidores granadinistas.

  • 1