viernes, 19 abril 2019
00:09
, última actualización
Local

"¿De qué se molestan los ‘progres’?"

Arenas defiende su idea de dar un uso cultural a San Telmo.

el 11 may 2010 / 19:19 h.

TAGS:

San Telmo se ha convertido en el instrumento para la bronca política. La rehabilitación de esta joya del barroco sevillano se ha visto empañada por un cruce de acusaciones entre los grandes partidos que se reavivó cuando el PP pidió sorprendentemente que el palacio tuviera un uso cultural y no sirviera de sede a la Presidencia de la Junta. Esta idea fue duramente criticada por los socialistas e, incluso, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, se mofó de ella: "¿Un museo de qué, de figuritas de porcelana?", dijo. El PP lleva mucho tiempo intentando vincular San Telmo al despilfarro de la Junta en época de vacas flacas y llegó a pedir que se paralizaran las obras. Ahora que ya han concluido, quiere desalojar de ahí a la Administración. "¿Por qué les molesta a los progres que reivindiquemos un uso cultural"?, se preguntó ayer el líder de los populares, Javier Arenas. Él mismo dio la respuesta. "Porque hay un modelo progre, sectario e ilustrado al que le parece bien todo lo que hace el PSOE y mal lo que haga el PP, aunque sea lo mismo", aseguró.

San Telmo fue el tema estrella del PP la semana pasada y seguirá utilizándolo en adelante como arma contra la Junta. En los próximos días -avanzó Arenas- él y el portavoz popular en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, harán una propuesta sobre el uso cultural que darían al palacio si ambos, ahora en la oposición, llegan a gobernar. "Queremos que no se quede sólo en una visita", señaló. El dirigente popular volvió a exigir el expediente completo de las obras e insinuó que hay "responsabilidad política" en las desviaciones presupuestarias, que situó en un 200%. El Gobierno andaluz, sin embargo, explicó ayer que las obras han costado un 25% más respecto al proyecto de licitación y un 36% en relación con la adjudicación. La inversión final, según la Administración autonómica, es de 46,6 millones de euros, 12,4 más de los calculados inicialmente porque los plazos se han alargado de los 33 meses previstos a 55 meses.

"No sólo tengo derecho a conocer el expediente punto por punto, sino que es mi deber, puesto que de no hacerlo estaría incumpliendo mis obligaciones", afirmó. Arenas, que opinó que la Casa Rosa es una sede "dígnísima" de la Junta, criticó que los socialistas "no tienen sensibilidad alguna" en tiempos de crisis. "Los euros son de todos, pero hay gobernantes que piensan que no son de nadie", lamentó. En su teoría del despilfarro fue más allá y dijo que los socialistas, que saben que les queda "poco tiempo" en el poder, prefieren vivir "a lo grande" lo que resta de mandato.

  • 1