Local

De regreso a puerto y sin pescado

Los barcos ya están amarrados y sin actividad mientras España pide 30 millones de euros a la UE para compensar al sector

el 15 dic 2011 / 21:50 h.

TAGS:

Un pescador de Barbate cosía ayer las redes mientras la flota pesquera permanecía amarrada al puerto de la localidad gaditana tras regresar los barcos que faenaban en aguas de Marruecos.

Ni tan siquiera hubo que esperar a que Bruselas diera su orden de regresar, pues ya se encargó Marruecos de mandar a casa a todos los barcos comunitarios -los españoles son mayoría- apenas conoció que la Eurocámara no aprobaba la prórroga del acuerdo pesquero. El día de ayer fue un goteo de llegadas a puerto y Barbate, en Cádiz, el principal escenario para evaluar el impacto de esta negativa. Durante la última década se han producido hasta tres ceses de actividad precipitados en los caladeros del país vecino por la lentitud y las exigencias de una y otra parte al negociar.

La Comisión Europea anunció ayer que estudia compensar a los buques y a los marineros. Los ministros de Pesca celebraron su última reunión del año y el veto, lógicamente, salió a debate aunque no estaba previsto. La comisaria del ramo, Maria Damanaki, dijo ser consciente del problema surgido con la flota y explorará cómo responder al daño económico, indicaron fuentes cercanas al Consejo de Ministros de la UE. Y España pidió indemnizaciones para los afectados y recibió el apoyo de Francia, Lituania, Portugal y Letonia.

Los servicios de Maria Damanaki evalúan las consecuencias legales del veto a una prórroga por la que los barcos europeos han estado pescando nueve meses, abonado los importes de las licencias y comprometido contratos de trabajo. Analizan, además, si la base legal del acuerdo provisional cerrado entre Bruselas y Rabat permite recuperar de Marruecos una parte del dinero. 36,1 millones de euros son los que anualmente desembolsa la Unión Europea para faenar en los caladeros del Estado africano para 119 licencias, casi un centenar asignadas a buques españoles. De ellos, 70 estaban en estos momentos en actividad y en el día de ayer tuvieron que dejar las aguas.

La ministra Rosa Aguilar hizo hincapié en la pérdida de empleos que comporta la anulación de la prórroga: son 600 de manera directa. Su departamento ofreció el primer cálculo provisional de pérdidas económicas. Se elevaría, comentó, al menos a 30 millones de euros por los dos meses y medio que no podrán faenar en caladeros marroquíes. Cabe recordar, en este sentido, que la prórroga tenía vigencia hasta el 27 de febrero de 2012, fecha en la que en teoría se tendría que tener ya cerrado otro pacto pesquero.

La ministra insistió en que se trata de una cifra indicativa y reclamó a la Comisión Europea que sea de las arcas comunitarias de donde salgan exclusivamente las compensaciones. "Que no mire a los Estados para aportar dinero, porque no hemos sido nosotros. De los daños tiene que responder la Unión Europea".

Y al otro lado del Estrecho de Gibraltar, Aziz Akhannouch, ministro de Agricultura y Pesca marroquí, calificó de "lamentable" la decisión de la Eurocámara de no prorrogar el pacto y aseguró que su país seguirá desarrollando el sector pesquero con sus propios recursos, sin descartar abrirse a otros socios.

"Marruecos lamenta que el Parlamento Europeo no haya querido recompensar todos los enormes esfuerzos realizados en los últimos años por Marruecos" para desarrollar una pesca competitiva "y de calidad", comentó el ministro en Agadir, según recoge la agencia oficial MAP.

"Ahora se nos envía hacia un nuevo acuerdo a negociar". Pero la decisión de la Eurocámara tendrá "consecuencias muy negativas en la relación entre la Unión Europea y Marruecos".

Andalucía. 40 barcos andaluces faenaban en aguas marroquíes en base a la prórroga del pacto pesquero entre Bruselas y Rabat. 20 de ellos tienen puerto en Barbate, 10 en Conil y 140 en Algeciras, según los datos facilitados por la Consejería de Agricultura y Pesca. Su titular, Clara Aguilera, indicó que la flota no pagará los daños causados por la negativa de la Eurocámara, que consideró un despropósito.

El alcalde de Barbate, Rafael Quirós, consideró que el rechazo es "inexplicable", un atraco hecho con nocturnidad y alevosía. "Este pueblo no se merece tanto castigo", dijo.Todos los partidos políticos de Andalucía mostraron ayer el respaldo a la flota obligada a regresar y amarrar a puerto. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, abogó por una declaración institucional del Parlamento de apoyo a los marineros. Y el presidente del PP-A, Javier Arenas, instó a trabajar juntos por los hombres y mujeres del mar.

Willy Meyer o la defensa de dos posturas a la vez

Difícil papeleta la de Izquierda Unida a la hora de posicionarse respecto al rechazo de la Eurocámara a la prórroga pesquera. El motivo: su eurodiputado Willy Meyer -que, para más inri, es gaditano- votó en contra de esa prórroga, mientras que en Andalucía su formación política reclamaba compensaciones económicas para la flota amarrada. Se lo echó en cara hasta el propio presidente de la Junta, José Antonio Griñán, quien comentó, en velada referencia a Willy Meyer, que no se "defiende mejor al pueblo saharaui hundiendo a la flota pesquera andaluza". Por su parte, el alcalde de Barbate comentó que el eurodiputado de IU "difícilmente podrá venir aquí a pedir el voto".

  • 1