Local

De rondón

Obama no me ha llamado para explicarme cómo va su campaña electoral ni las razones de su último éxito en los estados del este americano, donde ha superado a Hillary Clinton hasta el punto de mantener una igualdad de fuerzas que sólo se dilucidará en el congreso nacional demócrata.

el 14 sep 2009 / 23:58 h.

Obama no me ha llamado para explicarme cómo va su campaña electoral ni las razones de su último éxito en los estados del este americano, donde ha superado a Hillary Clinton hasta el punto de mantener una igualdad de fuerzas que sólo se dilucidará en el congreso nacional demócrata. El otro día en Málaga me saludó Rajoy y me dijo que hacía tiempo que no me veía. Yo, sin embargo, lo veo a él todos los días, hablando de que es posible mejorar. Me lo cuentan los informativos justo después de explicarme que Rodríguez Zapatero, en la cubierta, pide el voto a todos, quizás porque tema que una baja participación reduzca la diferencia que señalan las encuestas que tiene, de 2,6 puntos, sobre el PP.

Hoy me han recordado que el barco que llevaba ya siete meses encallado en la bahía de Algeciras se ha ido a pique y ha vuelto a soltar hidrocarburos contaminantes y hay algunos directivos de la Junta de Andalucía que se han llevado un gran disgusto. También he sabido que la familia de Mari Luz, la chica onubense, ha pedido su vuelta en el Parlamento de Andalucía, y Arenas expresa públicamente sus dudas sobre las adopciones de niños por parte de las parejas gays.

Hago un pequeño alto en el camino de mi rutina y escucho una publicidad sobre el voto por correo en Andalucía. Sabemos de elecciones americanas más que un yanqui; sabemos de Mari Luz, de parejas gays, del acento circunflejo sobre el ojo o de la C de canon digital en el otro ojo. Y no sabemos qué es lo que se dilucida en Andalucía. En el paquete de elecciones, las andaluzas parece que se hayan colado de rondón.

Consultor de comunicación isidro@cuberos.com

  • 1