martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Deportes

"Debemos evitar la división en la grada porque el equipo lo acusa"

Tras recibir la noticia de que seguirá al frente del equipo la próxima temporada, dada su brillante labor en el poco tiempo que tuvo para lograr los objetivos de la entidad, agradece el apoyo de todos y marca las pautas de su proyecto. La unión con la afición es fundamental.

el 30 may 2010 / 20:35 h.

Antonio Álvarez, entrenador del Sevilla FC.

-Primero fue elegido para dirigir al equipo en las últimas jornadas y en la final de Copa y ahora para toda una campaña. Si lo primero fue una alegría, este nuevo reto será un sueño...

-Sin duda. Entrenar al Sevilla fue siempre mi ilusión, y lo conseguí, pero empezar una temporada dirigiéndolo, para mí supone cumplir aún más si cabe ese sueño que tenía. Estoy deseando que empiece ya la pretemporada y que entre todos podamos dar a la afición las alegrías que merece.

-En algún momento reconoció que esperaba seguir, una vez realizado su trabajo. ¿Realmente era así o lo decía más con el corazón que con la cabeza?

-La corriente era favorable y, si soy sincero, esperaba seguir al frente del equipo. De todos modos, si no hubiese sido así, no habría pasado nada. Era una posibilidad y estoy agradecido por la confianza que ha depositado el club en mí.

-Tras aquella reunión que mantuvo con Del Nido y Monchi en un restaurante usted dijo que no había nada. Luego, se anunció su continuidad... ¿Cuándo le comunicaron realmente que seguiría al frente del plantel?

-Lo hizo el presidente. Almorzamos pero no había nada confirmado aún. Luego, sobre las nueve o nueve menos cuarto de la noche, me llamó por teléfono y me dijo que yo sería el entrenador para esta próxima temporada.

-¿Qué pensó tras escuchar esas palabras? ¿Qué sintió al ver que era el elegido de los "1.328 candidatos" que había?

-Bueno, la verdad es que ahí te relajas ya un poco más y empiezas a valorar lo que has hecho, el trabajo que has realizado... Para mí fue una satisfacción enorme y ahora espero responder a esta confianza que ha depositado en club en mí.

-El respaldo de los jugadores, pidiendo su continuidad incluso públicamente de forma repetida, ha sido importante...

-Para mí es algo que me ha llenado de orgullo y satisfacción. Aunque a algunos ya los conocía, veo que he sido capaz de llegar a los jugadores en el poco tiempo que he estado, tanto a los que tenían más minutos como a los que tenían menos. Yo me jugaba muchísimo en los dos meses que he estado al frente del equipo y se han cumplido la expectativas.

-¿A qué cree que se debe ese apoyo tan unánime?

-Bueno, yo al menos he intentado que haya siempre comunicación, diálogo... Ya digo que a algunos futbolistas del plantel ya los conocía, pero me siento orgulloso de que todos se hayan sentido bien, jugasen más o menos.

-También ha contado con el respaldo de la afición, que pasó de ser partícipe de un debate bastante crispado durante la era Jiménez a mostrarle un apoyo prácticamente sin fisuras... ¿Teme que pueda vivir esta situación que tuvo que capear su predecesor en el banquillo?

-Sin la afición somos poco. El apoyo de la grada es importantísimo y debe existir una perfecta comunión entre ella y el equipo. Debemos evitar la división en la grada porque el equipo lo acusa. Por mucho que se diga que en el campo los jugadores se abstraen, eso no es cierto. La división se transmite al césped y, por lo tanto, debemos evitar que los debates se trasladen al terreno de juego cuando el equipo esté jugando. La gente debe saber que vamos a pelear siempre y necesitamos sentir su apoyo de manera incondicional.

-Hablemos del nuevo proyecto. ¿Qué Sevilla veremos la próxima temporada?

-Queremos un equipo ambicioso, que trabaje y que pelee siempre. Su configuración, prácticamente, será muy parecida a la de esta pasada temporada, aunque con dos, tres o cuatro incorporaciones. Nuestra idea es que éstas sirvan para subir el nivel, no en cuanto a rendimiento, porque el que han dado los jugadores ha sido importante, sino en cuanto a que, al ser otro tipo de futbolistas, nos aporten algo distinto.

-Dirigir al plantel desde la pretemporada le ayudará a poner en práctica sus ideas...

-Empezar una temporada con tiempo suficiente juega a mi favor, está claro. Tiempo era lo que pedí cuando llegué y ahora lo tengo. Se van a marcar las pautas que a mí me gustan. Vamos a empezar de cero. El físico es fundamental para mi manera de jugar, ya lo he dicho. Yo quiero un Sevilla fuerte y valiente, como hemos demostrado en algunos partidos.

-Hablemos de nombres propios. Uno de los que más van a sonar este verano es el de Jesús Navas, a quien ya se relaciona con el Real Madrid...

-Yo espero contar con él, pero nunca se sabe. Hay una cláusula... Jesús es un futbolista de categoría internacional, que juega en la selección y que ha crecido mucho personal y deportivamente. Es fundamental para nosotros y me gustaría que siguiera en el plantel, pero, como ha dicho nuestro presidente, si llega una oferta fuera de mercado... Lo que está claro es que el fútbol continúa. Aquí se ha vendido a jugadores muy importantes y el club ha continuado creciendo.

-Luis Fabiano. Acaba contrato el 2011 y es el momento de traspasarle si se quiere hacer caja...

-Es jugador nuestro y, en principio, cuento con él. Si hace un gran Mundial, está claro que llegarán ofertas por él. Conozco perfectamente a Luis y sé de su implicación. Estos dos meses conmigo se ha implicado y sabemos lo mucho que nos puede aportar.

-Por último: Javi Navarro. ¿Formará parte de su ‘staff'?

-Tenemos pensadas un par de cositas. Javi ha sido un futbolista importantísimo, el capitán que más títulos ha levantado con el Sevilla... Por su forma de actuar, de ser, de trabajar, tiene capacidad para echarnos una mano.

  • 1