sábado, 25 mayo 2019
13:56
, última actualización
Local

Deben romper con ETA de forma clara, solemne y pública para acogerse al plan

Sería una condición necesaria, pero no suficiente para acercar a los  etarras a cárceles del País Vasco.

el 26 abr 2012 / 10:44 h.

TAGS:

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dicho hoy que los etarras que quieran acogerse al plan integral de reinserción deberán expresar de manera "clara, solemne y pública" su desvinculación de la banda terrorista para acogerse al plan integral de reinserción, pero ha dejado claro que este paso será una condición "necesaria, pero no suficiente" para su acercamiento al País Vasco.

"Si una persona de ETA dice solemnemente que quiere dejar de pertenecer a la organización terrorista ETA, que se desvincula de su pasado, esa persona cumpliría la condición necesaria, no suficiente para ser acercada", ha dicho a los periodistas a su llegada a una reunión de ministros europeos de Interior en Luxemburgo.

Fernández Díaz ha añadido que si se comprobara que esa voluntad es falsa, "se volvería a su punto de origen" y, en cualquier caso, "requeriría del resto de cumplimiento del programa de reinserción y los requisitos establecidos en la ley para cogerse al resto de beneficios".

El ministro ha subrayado que la propuesta de plan integral de reinserción afecta "no sólo" a los presos de ETA, sino también a aquellos vinculados a otras bandas terroristas o criminales como los GRAPO o 'yihadistas'.

El objetivo es establecer un "programa muy ambicioso y en el marco de la legislación penitenciaria" para facilitar su reinserción social, aunque para acceder al programa los presos "han de desvincularse pública, solemne y formalmente" y se abriría el proceso para poder acogerse a otros beneficiosos penitenciarios "siempre en el marco de la ley", ha añadido.

ACERCAMIENTO ETARRAS

En el caso concreto del programa de acercamiento de presos, el ministro del Interior ha precisado que se "deberían ir cumpliendo, lógicamente, el resto de requisitos que la Ley establece", pero que el plan de reinserción sería un primer paso para "ingresar al programa". Fernández Díaz ha negado que "en ningún caso" se convierta en el instrumento de los etarras para regresar al País Vasco, aunque sí ha concedido que quienes se acojan al programa tendrán "más fácil" acceder al programa de acercamiento.

"La política de dispersión es una política legal", ha apuntado el ministro, para después añadir que la propuesta plantea que los presos de cualquier organización terrorista o criminal "puedan reinsertarse en el marco de la Ley". Y ha subrayado que la reinserción es "muy difícil" en el caso de presos vinculados al terrorismo porque siguen perteneciendo a la banda también en prisión.

El ministro también ha descartado que la puesta en marcha del plan de reinserción suponga el fin de la doctrina Parot: "La doctrina Parot es una doctrina establecida por el Tribual Constitucional (*), por tanto eso es ley y la ley la vamos a cumplir".

El programa se aplicará en el marco de la ley, aunque la ley tiene se puede aplicar "de distintas maneras", ha apuntado el ministro, y la ley "da un margen de discrecionalidad, no de arbitrariedad" y el objetivo del Gobierno es aplicarla "de manera inteligente para facilitar la reinserción".

Preguntado por la posición de las víctimas del terrorismo, el ministro ha afirmado que "entenderán perfectamente" que con el programa integral de reinserción lo que pretende el Gobierno es "contribuir a la memoria, a la verdad, a la justicia de las víctimas" y "atender a la reinserción social de los asesinos, de los terroristas en el marco de la ley".

El ministro ha concluido reiterando el llamamiento a la banda ETA que "deje de existir" y se disuelva, como prueba de que su decisión de abandonar la actividad terrorista es "sincera".

En alusión a un reciente informe de EUROPOL en el que se alertaba del riesgo de que la organización volviera a actuar si no se daban pasos para su disolución, Fernández Díaz ha opinado que el documento confirma lo dicho por el Gobierno en cuanto a que ETA "mantiene una estructura larvada en la clandestinidad". Sin embargo, ha subrayado que "como organización no está en condición operativa de actuar", aunque "a nivel individual hay persona que si tienen una pistola y quieren hacerlo, pueden. Y eso es incontrolable".

  • 1